Recursos Humanos y responsabilidad social corporativa

La responsabilidad social corporativa (RSC) es una estrategia empresarial que tiene la finalidad de generar una influencia positiva en el entorno en el que las empresas actúan. 

Estas acciones tratan de promover, por ejemplo, la sostenibilidad, el buen gobierno, la defensa de los derechos laborales, la cultura o los derechos humanos. 

Los Departamentos de RR. HH. juegan un papel clave en la correcta implantación y desarrollo de la responsabilidad social de las empresas. No obstante, deben tenerse en cuenta una serie de pasos, consejos y recomendaciones para lograr que su participación sea realmente efectiva .

Puntos claves

  • La responsabilidad social corporativa busca un impacto positivo en su entorno, más allá del beneficio económico.

  • Las empresas que figuran en IBEX 35 suspenden en RSC, pero, si se analizan en conjunto, las empresas españolas ofrecen resultados más favorables.

  • Una buena política de RSC aumentará la implicación, compromiso y eficiencia de los empleados.

  • La Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas han publicado diversas directivas y principios que ayudan a las empresas a configurar adecuadamente su estrategia RSC.

¿Qué es la responsabilidad social corporativa (RSC)?

La responsabilidad social corporativa (RSC), también conocida como responsabilidad social empresarial (RSE), es un conjunto de objetivos de impacto social que se marca una empresa. 

Por ejemplo, una empresa textil puede establecer como objetivos RSC promover el talento y dar visibilidad a diseñadores locales. O en el caso de que tenga presencia internacional, puede promover un desarrollo laboral responsable en países del tercer mundo en donde suelen darse prácticas de explotación laboral infantil. 

Con cualquiera de estos ejemplos, la organización está redireccionando sus beneficios económicos para una mejora del ámbito social en el que actúa

La RSC en España

España cuenta con el Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas y los Grupos de Interés (CERSE). Se trata de un órgano consultivo para fomentar la RSC en las empresas españolas. 

Las funciones de CERSE son promocionar políticas RSC, especialmente en pymes, y diseñar y realizar seguimiento de los programas y ayudas que tratan de fomentar la responsabilidad social corporativa en las empresas en general. 

Las políticas de RSC en España están marcadas por la Estrategia Española de Responsabilidad Social de Empresas, que se aprobó en Consejo de Ministros en 2014. En este documento se plantean hasta 60 medidas que las empresas pueden desarrollar para promover una política de RSC adecuada.

Para fomentar y analizar políticas RSC en España contamos con el Observatorio de responsabilidad social corporativa. Se trata de una entidad que realiza informes tanto para determinar la correcta implantación de este tipo de políticas así como la falta de ellas.

Un análisis realizado por este observatorio permite evaluar el estado del RSC n España en base a su implantación en empresas del IBEX 35. 

Valor analizadoPuntuación media de las empresas del IBEX
Buen Gobierno35,21 sobre 100
Fiscalidad Responsable35,69 sobre 100
Corrupción31,94 sobre 100
Medioambiente41,13 sobre 100
Derechos Humanos23,46 sobre 100
Derechos Laborales53,14 sobre 100
Clientes y Consumidores57,43 sobre 100

Según estos datos, las 35 empresas más importantes suspenden en la mayoría de los parámetros analizados. Solo obtienen una puntuación por encima de la media en derechos laborales y clientes y consumidores. 

Es especialmente preocupante el dato sobre la aportación de RSC en derechos humanos: se sitúa en un 23,46 sobre 100. Según las conclusiones de este estudio realizado en 2020, queda un largo camino por recorrer.

Existen informes más optimistas con la situación en España y que analizan a todas las empresas en su conjunto. Es el caso de “Contribución de las empresas españolas a la Agenda 2030: resultados de la consulta empresarial de desarrollo sostenible” del Pacto Mundial de Naciones Unidas. De este informe se extrae que nueve de cada diez corporaciones en nuestro país realiza alguna acción para contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Además, el 57 % de las empresas españolas encuestadas tiene una persona o un departamento específico para llevar a cabo acciones ambientales, sociales y de buen gobierno. 

Relación entre Recursos Humanos y RSC

Los Recursos Humanos de una empresa y su política de RSC tienen una estrecha relación. Será más fácil cumplir los objetivos de una política de responsabilidad social corporativa cuando los propios empleados se sientan identificados con ella y se involucren de forma natural. 

RSC en la gestión de personal

Para lograr esta implicación, uno de los primeros objetivos es contar con una cultura empresarial fuerte, con la que los empleados se identifiquen y en la que se sientan parte. Esto permitirá que los trabajadores participen con motivación y de forma efectiva, lo que asegurará un mayor cumplimiento de los valores RSC de la empresa.

Imagina que una empresa tiene como objetivo mejorar la sostenibilidad de su entorno pero sus empleados no están comprometidos en igual medida con este objetivo. En este caso, será poco gratificante o motivador iniciar unas jornadas en la naturaleza para reforestar una zona afectada recientemente por un incendio. 

Es por eso que sería importante abrir una línea de comunicación bidireccional en donde los empleados aporten sus propias ideas. De este modo se sienten relevantes para la empresa. Aumentará su motivación y compromiso y esto favorecerá el cumplimiento de los objetivos RSC de la corporación. 

Cómo aplicar la RSC en Recursos Humanos

Para aplicar la RSC en RR. HH. hay que establecer, en primer lugar, cuáles son los objetivos de la empresa en este ámbito. Una vez definidos:

  1. Comunicar a los empleados y clientes estos objetivos, mediante todos los canales que sea posible.

  2. Establecer un plan de acción concreto para cumplirlos.

  3. Favorecer la participación de los empleados en los mismos.

  4. Permitir que los empleados den feedback respecto a objetivos y acciones. 

  5. Medir el cumplimiento de los objetivos, así como la participación e implicación de los empleados en los mismos. 

  6. Analizar si los candidatos que se presentan a los procesos de selección tienen afinidad con los valores que la empresa trata de promover en su RSC. 

Imaginemos que una empresa se ha marcado como objetivo mejorar el bienestar de los empleados y de la sociedad en general mediante la promoción del deporte y la vida sana. 

En primer lugar, comunicará a los empleados que este es uno de sus objetivos, tanto en los procesos de selección como en redes sociales, comunicaciones internas, página web, etc. 

En segundo lugar, establecerá el plan de acción. Por ejemplo, un día a la semana se dará una clase de zumba tanto para empleados como para vecinos de la zona donde se encuentra la empresa. 

Esta clase será gratuita, y en horario laboral, para fomentar la participación de los trabajadores y su distensión.

Posteriormente, los empleados y participantes en general deben valorar si la actividad está realmente siendo útil para el objetivo final que pretende cubrir dentro de la estrategia de RSC de la empresa.

Con este feedback, y el análisis objetivo de otros datos (por ejemplo el número de participantes), se evaluará si realmente la actividad está surtiendo efecto.

Todo el proceso será más fluido si durante el proceso de contratación se ha dado prioridad a candidatos que, además de ser competentes para sus puestos, también se sientan cómodos con actividades deportivas o tengan la intención de introducir hábitos saludables. 

Ventajas de aplicar la responsabilidad social corporativa a los RR. HH. 

Aplicar la RSC a los RR. HH. tiene la ventaja de aumentar su implicación

Por norma general, los objetivos que se marquen en una correcta política de responsabilidad social corporativa deberían ser comprensibles y fácilmente aceptables por los propios empleados. 

En otras palabras, debería ser fácil que ellos quieran implicarse en su cumplimiento. Esto les hará sentirse importantes y partícipes de las acciones positivas que pretende cubrir la empresa con su RSE.

De este modo, aumenta la motivación y participación de los trabajadores, lo que tendrá un efecto positivo en la productividad dentro de la empresa. En base a esto se pueden destacar como ventajas:

  • Mayor compromiso por parte de los empleados.

  • Más eficiencia.

  • Mayor motivación, ya que los trabajadores se sienten parte de objetivos que tratan de impulsar el bien común.

  • Disminución del índice de rotación.

  • Refuerzo de la marca de empleador

  • Mayor capacidad de captar y retener al talento, al posicionarse como una empresa responsable que da valor a cuestiones que también preocupan a los propios empleados, candidatos y sociedad en general.

La estrategia de responsabilidad social corporativa

La estrategia de responsabilidad social corporativa marca los objetivos de la política de la empresa en este ámbito. Para implantarla correctamente se deben seguir una serie de pasos. 

Pasos para definir e implementar la estrategia

Para definir e implementar una estrategia de RSC se debe abrir primero un periodo de análisis y escucha. Se obtiene así un dibujo del entorno en el que la empresa tiene impacto y sus necesidades, lo que permitirá implementar adecuadamente la estrategia. 

En concreto, los pasos para llevarla a cabo son:

  1. Analizar el entorno en el que la empresa genera impacto.

  2. En base al análisis anterior, extraer las necesidades que se hayan detectado y marcar unos objetivos que puedan paliarlas.

  3. Plantear acciones que ayuden a cumplir esos objetivos.

  4. Implicar a empleados y otros grupos de interés, como por ejemplo proveedores o potenciales clientes. 

  5. Incorporar sus opiniones a la estrategia de la empresa. 

  6. Medir los resultados que la empresa espera alcanzar y comprobar su consecución de forma periódica.

Recomendaciones de RSC

Para aumentar el impacto de las políticas RSC y cumplir los objetivos que se establezcan, la empresa debe seguir una serie de recomendaciones:

  • Las acciones de RSC tienen que ir en la misma dirección que la cultura corporativa de la empresa. De este modo será más fácil que los empleados se impliquen en su ejecución.

  • Los candidatos en procesos de selección deben tener afinidad con los objetivos de la estrategia de RSC.

  • Los objetivos de una buena política de RSC deben estar alineados con las necesidades de la sociedad en general. Por ejemplo, en la actual crisis energética sería interesante plantear objetivos relacionados con el ahorro de luz, el cuidado del medioambiente o la sostenibilidad. 

  • Todos los miembros de la empresa tienen que estar implicados en las políticas de RSC. Inclusive otros grupos que mantengan relación con la empresa, como los clientes. 

  • Conviene establecer un margen de tiempo para realizar una medición que permitaevaluar si las acciones propuestas están teniendo el impacto deseado.

  • Los objetivos pueden mantenerse estáticos en el tiempo. En cambio, las acciones para alcanzarlos deben caracterizarse por dinamismo e ingenio. Las empresas pueden cambiarlas o actualizarlas año tras año.

Normativa RSC

A nivel nacional tenemos la Estrategia Española de Responsabilidad Social de Empresas, con 60 medidas y recomendaciones que las empresas en España pueden aplicar a sus políticas en este ámbito. 

La responsabilidad social corporativa a nivel internacional tomó importancia a partir de la publicación en 2001 del ‘Libro Verde’.

En este documento se detallan las acciones de la Unión Europea para fomentar la RSC, como por ejemplo aumentar la transparencia y mejorar la comunicación, desarrollar nuevas acciones, fomentar un papel activo entre todos los agentes (miembros de la empresa, posibles empleados, clientes), entre otras iniciativas. 

Más recientemente, en 2014 la Comisión Europea publicó la Directiva de información sobre sostenibilidad corporativa. El objetivo es que las empresas informen sobre el impacto social de su actividad, las políticas de RSC y la gestión que se lleva a cabo para mejorar la sostenibilidad y reducir el impacto social y medioambiental. 

Otra normativa interesante viene de la ONU. Dentro de su proyecto Pacto Mundial, que promueve la responsabilidad corporativa, se establecen diez principios para la aplicación de RSC en la empresa. Los diez principios inciden en las siguientes áreas: derechos humanos, normas laborales, medioambiente y anticorrupción. Los principios son:

  1. Las empresas deben actuar respetando la protección de los derechos humanos.

  2. Las empresas deben prevenir la vulneración de los derechos.

  3. Dentro de una empresa pueden existir sindicatos y representantes de los trabajadores y estos tienen la libertad de afiliarse. 

  4. Los trabajadores tienen libertad para elegir. En ningún caso se les puede forzar a realizar trabajos y coaccionarlos para ello. 

  5. Evitar y no contribuir a la explotación infantil.

  6. Apoyar la igualdad y anular cualquier práctica discriminatoria. 

  7. Prevenir daños en el medioambiente.

  8. Fomentar el respeto medioambiental a través de acciones.

  9. Difundir el uso de tecnologías y recursos que sean sostenibles y respetuosos con el medioambiente.

  10. Tomar medidas frente a la corrupción, soborno y extorsión. 

Preguntas frecuentes

¿Qué leer para informarse más sobre RR. HH. y RSC?

Existen diversas publicaciones que permiten profundizar en la relación entre ambas áreas:

  • “Recursos Humanos y responsabilidad social corporativa” de Miguel Angel Iglesias Prada y Javier Tejedo Sanz. Editorial MacMillan. 2021.

  • “Recursos Humanos y responsabilidad social corporativa” de Guillermo Lacalle, Mª Eugenia Caldas y Reyes Carrión. Editorial Editex. 2012.

  • “Recursos Humanos y responsabilidad social corporativa” de Belén Ena Ventura y Susana Delgado Gonzalez. Ediciones Paraninfo SL. 2012.

¿Qué relación tiene la RSC con la gestión del talento?

Cuando los objetivos de RSC de la empresa son compartidos con los empleados se colabora con la mejora del clima laboral y con la retención del talento. Será más difícil que se planteen su marcha por no entender los objetivos corporativos de la empresa o estar en desacuerdo con ellos.

¿Cuáles son los principios de la responsabilidad social corporativa?

Entre los principios de una política de RSC se encuentran el respeto por los derechos humanos, el fomento y aceptación de los derechos laborales de los trabajadores, una fiscalidad responsable, la promoción cultural o el respeto por el medioambiente. 

Exclusión de responsabilidad

El contenido facilitado a través de nuestro sitio web (incluido el de carácter jurídico) solo pretende proporcionar información general no vinculante y no constituye en modo alguno un asesoramiento legal. La información presentada no sustituye ni pretende sustituir el asesoramiento legal de, por ejemplo, un abogado que aborde tu situación específica. A este respecto, queda excluida cualquier responsabilidad o garantía por la vigencia, la exactitud y la integridad de la información proporcionada.

Demos la bienvenida a ‘Desempeño y Desarrollo’

Image Promo 4-1 (employees sitting on couch)