¿Qué es el organigrama horizontal y cómo aplicarlo en una empresa?

Ein Organigramm schafft Überblick über Aufgaben und Hierarchien

Los organigramas son representaciones visuales de la organización de una empresa y son especialmente útiles para las áreas de Recursos Humanos. Gracias a estos esquemas, es posible identificar claramente las cadenas de mando, así como ver a qué área responde cada uno de los empleados de una organización. El organigrama puede ser de varios tipos, aunque uno de los más utilizados por las empresas es el organigrama horizontal. En este artículo, exploraremos en detalle qué es un organigrama horizontal y cuáles son sus ventajas y desventajas. 

¿Qué es un organigrama horizontal de una empresa?

El organigrama horizontal es aquel que representa la estructura de una empresa de izquierda a derecha, en lugar de hacerlo de forma vertical. En otras palabras, se trata de un esquema que nos muestra, mediante celdas y flechas o líneas, cuáles son los componentes de la organización según su importancia. 

Sin embargo, tiene una diferencia sustancial con los organigramas verticales: los horizontales fomentan una estructura de trabajo mucho más participativa, ya que, por la naturaleza del propio esquema, implica menos puestos jerárquicos y una mayor horizontalidad.

Características de un organigrama horizontal de una empresa

Los organigramas horizontales permiten la visualización de los equipos de trabajo y son utilizados por organizaciones con pocos roles de dirección o supervisión intermedio; esto los hace perfectos para empresas pequeñas y medianas. Los organigramas horizontales se enfocan en propiciar una comunicación fluida entre todos los componentes de una empresa, además de que consideran a todos los colaboradores como iguales, sin importar el área para la que trabajen. Lógicamente, eso no implica que no existan niveles jerárquicos; sin embargo, existen menos limitaciones a la hora de comunicarse con superiores que en el organigrama vertical.

Ventajas del organigrama horizontal

El organigrama horizontal tiene muchas ventajas y eso explica que hoy en día cada vez más áreas de RRHH decidan implementarlo. Veamos algunos de sus beneficios:

  • Fomenta la comunicación. Los empleados de los equipos de trabajo se sienten igual de importantes que sus pares; esto permite que se genere un diálogo mucho más fluido entre ellos, pero también al exterior del equipo, con los directivos y las áreas de Recursos Humanos.
  • Mejora la productividad. A nivel organizacional, un mayor diálogo se traduce en una mejor organización y, a fin de cuentas, en una mayor productividad para cualquier compañía.
  • Brinda más libertades. El esquema de organigrama horizontal plantea autonomía a los equipos de trabajo, es decir, más libertad para la toma de decisiones. Esto hace que los miembros del equipo sientan mayor responsabilidad a la hora de desarrollar sus actividades.
  • Retiene el talento. Los ambientes laborales que fomentan el diálogo son los más elegidos por los empleados; por lo tanto, los esquemas horizontales garantizarán una retención de los talentos que aporten mayor valor a la empresa.

Desventajas del organigrama horizontal

Por supuesto, también es posible encontrar algunas desventajas a la hora de plantear un esquema horizontal, sobre todo si no se aplica correctamente o si se implementa en una organización demasiado grande con una cadena de mandos compleja. Algunas de estas desventajas son:

  • Es más difícil establecer un control. Las mayores libertades y flexibilidad a los equipos de trabajo también pueden volverse en contra si no se tiene en claro cuáles son las tareas específicas de cada área.
  • Otorga más responsabilidad. El esquema horizontal también puede ocasionar que los equipos sientan más presión por tener más responsabilidades.
  • Puede generar desacuerdos o malentendidos. Un esquema horizontal le da la misma capacidad de toma de decisiones a varios empleados, lo cual puede ocasionar que existan ciertas diferencias entre los trabajadores. 
  • Es un problema si no existe liderazgo. A la hora de adoptar un sistema horizontal, es necesario que los empleados tengan iniciativa y capacidades de liderazgo; de lo contrario, podrían existir inconvenientes.
  • Puede perderse la visibilidad del proceso. El hecho de no contar con mandos intermedios en la cadena puede hacer que, en ocasiones, los directivos no tengan un control total sobre las tareas que se desarrollan.

Estructuración de un organigrama horizontal

La estructura de un organigrama horizontal comparte un diseño similar al del organigrama vertical, aunque, lógicamente, de forma plana. Se deben colocar los cargos o nombres del equipo en celdas, en orden de importancia o jerarquía, de izquierda a derecha. Es decir: el dueño o la dueña de una compañía será la primera persona destacada; luego, tras una flecha o una línea, se colocará una celda con la siguiente persona en importancia según la cadena de mandos o el nombre del equipo que esta persona representa. Luego, se introducen los nombres de los miembros del equipo. Al haber pocos cargos gerenciales, los organigramas horizontales suelen ser muy cortos.

Finalidad de un organigrama de empresa de tipo horizontal 

La finalidad de un organigrama de empresa de tipo horizontal es visualizar los equipos de trabajo de manera sencilla, garantizar que todos los procesos de trabajo se cumplen correctamente y resolver cualquier inconveniente existente de forma rápida. Gracias a un organigrama, además de que el área de RR. HH. puede identificar a cada empleado, los directivos pueden asignar roles y actividades.

Ejemplos de organigramas horizontales

Ejemplo 1 – Agencia de publicidad

En este ejemplo, vemos uno de los organigramas horizontales más simples. En este caso, se trata de una agencia de publicidad. Como se puede observar, después del director, cada uno de los equipos (Diseño, Comunicación y Marketing) tiene el mismo grado de importancia. A su vez, los empleados de cada equipo son pares entre sí, indistintamente del área para la que trabajan.

Ejemplo 2 – Canal de televisión 

Este segundo ejemplo es uno muy simplificado de cómo podría funcionar un canal de televisión. Como se puede ver, los talentos (en este caso, los actores) y los camarógrafos, por ejemplo, tienen exactamente el mismo nivel de importancia para la empresa. Esto hace que exista una coordinación constante entre áreas, mejorando el flujo de trabajo.

Ejemplo 3 – Despacho de abogados

Este último ejemplo nos muestra el organigrama de un bufete de abogados. Se puede observar cómo tanto los letrados como el personal de administración y de ventas tienen la misma importancia a nivel jerárquico. Esto garantiza un buen funcionamiento de la organización.¿Qué es el organigrama horizontal y cómo aplicarlo en una empresa?

Transforma tu equipo de RR. HH. ahora

Solicita una demo