¿Cómo afrontar una baja por estrés laboral?

Estres laboral

¿Sientes estrés laboral cuando trabajas? No estás solo. El burnout laboral, la ansiedad, la pérdida de motivación, la dificultad para concentrarse, los ataques de ira inexplicables y el aburrimiento son solo algunos ejemplos de síntomas depresivos que puedes llegar a sufrir en el trabajo.

Definición de estrés laboral

El estrés laboral se caracteriza por conllevar ciertas respuestas físicas y emocionales dañinas que tienen lugar cuando las exigencias del trabajo no coinciden con las capacidades, los recursos o las necesidades del trabajador. El estrés laboral puede causar algunos problemas de salud e incluso ciertas lesiones. El término también hace referencia al burnout laboral, que en ocasiones termina con la baja por estrés laboral.

El concepto de estrés laboral a menudo se confunde con el de desafío, pero lo cierto es que se trata de conceptos completamente diferentes. El desafío nos da energía psicológica y física, y nos motiva a aprender nuevas habilidades y a dominar nuestros trabajos. Cuando completamos un desafío, sentimos relajación y satisfacción. Los desafíos y los retos en el trabajo nos motivan a ser más productivo y a tener un trabajo más agradable.

Síntomas de estrés laboral

Los signos de estrés laboral pueden manifestarse como síntomas físicos, psicológicos o conductuales, y pueden llegar a afectar a la salud mental de quienes los padecen. Veamos cada uno de ellos de manera independiente.

Los síntomas físicos incluyen:

  • fatiga,

  • tensión muscular,

  • dolores de cabeza,

  • palpitaciones del corazón,

  • dificultades para dormir como el insomnio,

  • molestias gastrointestinales, como diarrea o estreñimiento,

  • trastornos dermatológicos.

Los síntomas psicológicos incluyen:

  • depresión,

  • ansiedad,

  • desánimo,

  • irritabilidad,

  • pesimismo,

  • sentimientos de ser incapaz de poder hacer frente o sentirse abrumado,

  • dificultades cognitivas como una reducción de la concentración.

Los síntomas conductuales incluyen:

  • más días de enfermedad o absentismo,

  • agresividad,

  • reducción de la iniciativa y la creatividad,

  • un menor rendimiento laboral,

  • cambios de humor e irritabilidad,

  • menos tolerancia a la frustración,

  • más impaciencia,

  • desinterés,

  • aislamiento.

Causas de la baja por estrés laboral

Entre algunos de los factores que comúnmente causan la baja por estrés laboral, se incluyen:

  • ausencia de flexibilidad horaria,

  • una pesada carga de trabajo,

  • cambios dentro de la organización,

  • plazos ajustados de entrega,

  • cambios en los deberes y tareas,

  • inseguridad laboral,

  • falta de autonomía e independencia,

  • trabajo aburrido y falto de motivación,

  • habilidades insuficientes para el trabajo,

  • control excesivo sobre los miembros del equipo,

  • ambiente de trabajo inadecuado,

  • falta de recursos adecuados,

  • falta de equipo de trabajo,

  • pocas oportunidades de ascenso,

  • acoso laboral o personal,

  • discriminación social,

  • malas relaciones con los compañeros, los jefes o los clientes.

Escucha a tus empleados: el feedback continuo

Con Personio y su función de feedback conoce mejor a tus empleados, despliega todo su potencial y aumenta su motivación.

Software para feedback

Tipos de baja por depresión

La buena noticia es que existe tratamiento incluso para los síntomas de depresión más graves. Los medicamentos y la terapia pueden ayudar a mejorar los síntomas de la depresión y de esta forma, evitar la baja laboral por depresión.

Según los expertos, existen distintos tipos de depresión. Otros trastornos incluyen además síntomas de depresión. Por eso es importante hablar con un médico o psicólogo, y obtener un diagnóstico preciso de depresión y un tratamiento adecuado. Estos son algunos trastornos ocasionados por la depresión:

  • Trastornos bipolares I y II: incluyen cambios de humor que van desde altibajos en el estado de ánimo hasta la depresión mayor. Es difícil diferenciar entre el trastorno bipolar y la depresión porque la mayoría de las personas no consultan a su médico cuando tienen un estado de ánimo exaltado o eufórico; solo buscan tratamiento médico para los estados de ánimo bajos y depresivos.

  • Trastorno ciclotímico: implica altibajos ligeramente más leves que los del trastorno bipolar I o bipolar II.

  • Trastorno depresivo persistente o distimia: es un tipo de depresión a largo plazo, pero menos grave. Este trastorno depresivo es más leve, pero puede ser crónico y repercutir en la calidad de vida.

  • Trastorno disfórico premenstrual: este tipo de depresión se desencadena por cambios hormonales aproximadamente entre siete días antes y tres días después del inicio del período menstrual. Después del período, los sentimientos depresivos desaparecen.

  • Otros trastornos depresivos: causados ​​por el uso de drogas recreativas, medicamentos recetados u otra condición médica.

El manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) incluye signos y síntomas de incluso más tipos de depresión.

Consultas sobre la baja laboral por estrés

La baja laboral por estrés, al igual que las incapacidades temporales, es un período significativo de recuperación que puede durar días, varios meses consecutivos o incluso años. Durante este tiempo es importante recibir tratamiento y ser consistente. A continuación, te contamos los pasos que debes seguir para solicitar con éxito una baja por estrés laboral.

Consulta a tu médico

Muchos empleados posponen el momento de concertar una cita con su médico. No seas uno de ellos. Posponer la visita podría afectar a tu capacidad de recuperación. Por lo tanto, si crees que estás experimentando síntomas que pueden requerir una baja por estrés, acude y reserva una cita con tu médico lo antes posible. Durante la consulta, tienes que ser 100 % honesto acerca de lo que sientes. Esto ayudará al médico a hacer el diagnóstico correcto y las recomendaciones para tu recuperación.

Obtén el justificante de tu médico para la baja por estrés laboral

Muchos se sienten incómodos al pedirle a su médico un permiso para ausentarse del trabajo. Recuerda que tu médico está para ayudarte. Tienen la experiencia y la formación para hacer frente a situaciones como esta. Estos son algunos puntos clave que debes recordar cuando hables con tu médico acerca de la baja por estrés laboral:

  • Sé abierto en cuanto a tus síntomas.

  • Muéstrate sincero en cuanto a tus sentimientos.

  • Escucha los consejos que te dé tu médico.

  • Si es necesario, reserva citas de seguimiento.

  • Explica claramente tu situación y lo que sientes que desencadena dicha situación.

Informa a tu jefe o a tu empresa

En ese momento, debes tener una nota de tu médico que justifique tu baja por estrés laboral. Muchos empleados no se sienten cómodos explicando a sus empleadores por qué necesitan un tiempo libre en el trabajo, y, por confidencialidad, no estás obligado a indicar el motivo de tu baja si no quieres. Recuerda que la baja por estrés laboral es una situación muy común en el ámbito laboral y lo más probable es que no sea la primera vez que tu jefe se enfrenta esta situación. Habla directamente con tu equipo o gerente de Recursos Humanos y explícale lo siguiente:

  • Tus niveles de estrés te impiden trabajar con eficacia.

  • Un médico da su recomendación de baja por enfermedad.

  • Detalles clave sobre tu situación médica (no tienes que explicarlo todo).

  • No tengas miedo a hablar sobre tu lado personal.

Bienestar vs estrés laboral

A muchas personas les resulta más sencillo comentarlo primero con un buen amigo o un familiar antes de hablar con los responsables de su trabajo. No te sientas intimidado cuando hables con tu jefe en persona o con el responsable de Recursos Humanos. Recuerda que tu bienestar es mucho más importante que el trabajo.

Después de explicarle tu situación, discute con tu supervisor la cantidad de tiempo que necesitas y muestra siempre el justificante de baja por estrés laboral de tu médico. Muchos empleados se preocupan por el impacto de la baja por estrés en su trabajo. Recuerda que legalmente los empleadores están obligados a velar por tu bienestar en el lugar de trabajo y que ha sido un médico el que ha decidido que no eres apto para trabajar y que debes someterte a tratamiento para tu recuperación. Las leyes sobre la baja por estrés laboral varían de un país a otro. Para minimizar el impacto de tu enfermedad en la seguridad de tu trabajo, considera lo siguiente:

  • Muestra una buena comunicación con tu jefe para ayudar a manejar tus expectativas.

  • Sé siempre claro y directo en tus comunicaciones.

Requisitos para acceder a una baja por depresión

Una vez que el médico de cabecera determina que te encuentras enfermo por depresión, procederá a evaluar el estado de esta, y a indicarte el tratamiento a seguir para recupérate. En ese momento, tu médico de cabecera puede realizar todo el trámite ante la Seguridad Social.

Si eres trabajador por cuenta ajena, el empleador debe recibir tu certificado médico, en un plazo de tres días laborales, de tu baja laboral. Si trabajas por cuenta propia, debes presentar una declaración de tu situación laboral de baja al INSS o a la mutua aseguradora que tengas asignada.

Duración de una baja médica por estrés laboral

Los días que dura una baja médica por estrés laboral depende del paciente. Se trata de un periodo de recuperación para el trabajador, y cada persona lo hace de una manera y en un plazo diferente. Si hablamos de media, en España se sitúa en 15 y 30 días de baja por estrés laboral.

Si el periodo de baja se prolonga en el tiempo hasta los 12 o 18 meses, entonces ya no será el médico de cabecera el que determine la baja, sino que el paciente será sometido a evaluación por un tribunal médico.

¿Cuánto se cobra en la baja por depresión?

Si estás enfermo o lesionado y tienes que dejar de trabajar temporalmente, en España puedes reclamar un subsidio por incapacidad temporal. Te permite cubrir la pérdida de tus ingresos diarios mientras estés fuera del trabajo, pero depende de tu cotización previa, y además recibirás atención médica.

Los tres primeros días de baja lo normal es no cobrar nada, salvo convenio laboral que lo especifique o seguro particular que cubra dichos días. Desde el día 4 al 20 de tu permiso de ausencia por enfermedad o lesión, recibes el 60 % de tu salario. Obtienes el 75 % de tu salario a partir del día 21 de tu baja por enfermedad.

Para recibir este beneficio, necesitas un examen médico realizado por un doctor del Servicio Público de Salud (Servicios de Salud del Estado) que certifique tu enfermedad. El mismo médico lo comunica a la Seguridad Social.

¿Cómo pueden tus empleados pedir la baja médica por estrés laboral con o sin mutua?

Tanto si tus empleados son trabajadores por cuenta ajena como autónomos, deben cumplir los siguientes requisitos para poder beneficiarse del subsidio en caso de enfermedad o incapacidad temporal:

  • Estar dado de alta en la Seguridad Social y haber cotizado un total de 180 días en los 5 años anteriores en el mercado laboral.

  • Tener una enfermedad común o haber sufrido un accidente no laboral que le impida trabajar. Podrá percibir la prestación a partir del 4º día desde el inicio de la enfermedad o del accidente.

¿Qué pasa si la baja por estrés laboral se da en el embarazo?

Durante el periodo de gestación, lo más importante es la salud del bebé y de la madre. Debido a esto, si la mujer embarazada sufre estrés laboral, su médico procederá a emitir su baja laboral para que no se cause ningún daño al desarrollo y la salud del feto.

El estrés en la mujer embarazada puede ser un factor de riesgo que ponga en peligro la continuación del embarazo o la salud del bebé, por lo que los médicos suelen certificar una baja por riesgo en el embarazo.

Una vez que nace el bebé, las madres que acaban de dar a luz pueden sentirse afectadas de manera particular debido al cambio de situación en su vida ante la llegada de un nuevo miembro de la familia, pero también por los cambios físicos y hormonales que se producen. Debido a esto, son más propensas a sufrir estrés ante el trabajo.

¿Se puede viajar estando de baja por estrés laboral o depresión?

Un empleado puede irse de viaje mientras está de baja por enfermedad de trabajo siempre que dicha enfermedad lo permita y un médico no lo contraindique. Siempre es necesario comunicar con el médico de cabecera que emitió el parte de baja laboral para que confirme que si es compatible o no viajar mientras se continúa de baja. A veces, un viaje puede ayudar a la recuperación del paciente, pero en otros casos puede ser incompatible con la enfermedad.

En estos casos, no está de más comunicarlo a nuestro responsable en el trabajo, para lo cual se puede consultar el organigrama de la empresa, y evitar así cualquier sospecha hacia nosotros de absentismo laboral.

Qué es el burnout laboral

El burnout es una sensación propia de agotamiento físico, mental y emocional. Puede ocurrir cuando experimentas estrés a largo plazo en tu trabajo, o cuando has trabajado en un puesto físico o emocionalmente agotador durante mucho tiempo. Cada día son más las personas que lo sufren, y es que factores como crisis económicas y pandemias como la que estamos viviendo ayudan a que dicha sensación haya aumentado y sea cada vez más frecuente.

Síntomas de burnout laboral

Algunos cazatalentos o Headhunters ya saben que el burnout laboral es uno los principales problemas en el lugar de trabajo y consideran la resiliencia como uno de los factores clave a la hora de seleccionar a los candidatos. Dentro del ámbito laboral, pueden tener lugar los siguientes síntomas propios del burnout:

  • Sensación de cansancio agotamiento físico la mayor parte del tiempo.

  • Sentirse impotente, atrapado o derrotado.

  • Notar como si uno estuviera solo en el mundo.

Relación entre carga de trabajo y burnout laboral

El síndrome de burnout es una respuesta al estrés laboral prolongado en los puestos de trabajo. La carga de trabajo es uno de los factores de riesgo de este síndrome. En la mayoría de los casos, cuando un empleado tiene una carga de trabajo excesiva, o una carga que sin ser excesiva resulta difícil o ajena a sus conocimientos, se produce un estrés que se va acumulando en el empleado. Finalmente desencadena esta sensación de estar quemado laboralmente. En ocasiones, puede ser la excusa para el empleador de que no cumple con sus obligaciones y podría provocar un despido objetivo.

Soluciones para combatir el burnout laboral

Trata de establecer metas y prioridades en cuanto a lo que debes hacer inmediatamente y lo que puede esperar a más adelante. Busca apoyo, ya sea comunicándote con compañeros de trabajo, amigos o seres queridos. El apoyo y la colaboración pueden ayudarte a sobrellevar la situación. Si tienes acceso a un programa de asistencia para empleados, aprovecha los servicios más relevantes como terapias de relajación, psicólogos y sesiones de meditación. Haz ejercicio, ya que la actividad física regular puede ayudarte a lidiar mejor con el estrés.

Como gestionar las bajas médicas de tus empleados

Ante todo, comprensión ante el empleado. Cualquiera puede sufrir estrés hasta el punto de desarrollar una enfermedad. Debemos reorganizar las tareas de este empleado entre el resto de personas del equipo para que no se quede nada sin hacer, y ningún cliente sin atender. Además, puede ser necesario contratar algún empleado nuevo que sustituya, temporalmente, a la persona que se encuentra de baja laboral.

Una vez que el empleado se recupere y vuelva al trabajo, las reuniones para ponerle al día e interesarse por su estado son una buena opción para motivar y rápidamente recuperar el día a día. Hay que tener cuidado de no caer en el acoso laboral, indagando en temas personales ni haciendo reproches a la persona que estuvo enferma.

Hay que lograr un equilibrio entre la ausencia del empleado y mantener el contacto con él. Hay que interesarse por su estado de salud, ya que el empleado no debe sentirse aislado, pero tampoco debe sentirse acosado ni intimidado por su jefe, compañeros o por el departamento de Recursos Humanos.

Conclusión

Desgraciadamente, el estrés laboral existe y hay muchas personas que lo sufren. Si eres una de ellas, no te preocupes, debes pedir ayuda y debes saber que hay solución. Acude a los profesionales de la medicina y déjate ayudar para recuperar tu estado de bienestar y salud. La baja laboral por estrés será ese periodo de tiempo para hacerlo y debes tratarte para despedirte del estrés para siempre. ¡Ánimo, no estás solo!

Buenas prácticas para el manejo del estrés

Sobrellevar el estrés