Cultura organizacional: definición e importancia

woman working on laptop smiling

La cultura organizacional marca la identidad de la organización en su conjunto. Afecta a todos sus miembros, desde directivos hasta empleados. Tiene una importancia vital, pues es la base ideológica: determinará las decisiones estratégicas y el funcionamiento interno de la organización. Podría definirse como el alma de una empresa. 

Puntos claves 

  • La cultura organizacional define cómo es la empresa y cuál es su compromiso.

  • Los elementos de la cultura organizacional son la misión, visión, valores, sentido de identidad y componentes de la marca.

  • Una buena cultura organizacional debe tener repercusiones positivas, tanto para la empresa, como para sus trabajadores y la sociedad en general.

  • Existen cuatro tipos de cultura organizacional atendiendo a la orientación: poder, normas, personas y resolución de problemas. 

  • Se pueden aplicar diferentes estrategias para mejorar la cultura organizacional de una empresa.

¿Qué es la cultura organizacional? 

La cultura organizacional es el conjunto de normas y filosofía que guía a una empresa. Dichas normas afectan a su estructura, las relaciones entre todos sus miembros y también a la relación con sus clientes y proveedores. 

Para lograr una buena cultura organizacional hay que conseguir lo que se conoce como ‘cultura fuerte’. Esta hace posible que todos los trabajadores de la empresa se sientan representados por sus valores y trabajen en una misma dirección. 

Cuando se habla de cultura organizacional se hace referencia a cuatro aspectos  elementos básicos:

  • organización

  • estructura y liderazgo

  • relaciones

  • valores

¿Cuál es la importancia de la cultura organizacional? 

La cultura organizacional describe cómo es una empresa y sus valores. Permite mantener vínculos con otras entidades y personas, lo que permite que las empresas sean más “humanas”. 

Una buena cultura organizacional es importante porque ayuda a crear relaciones que generan implicaciones con diferentes actores relevantes para la organización:

  • Con los empleados, porque al sentir que trabajan en una empresa con valores afines a los suyos, aumenta su compromiso y, por lo tanto, la productividad. Por otro lado, porque marca objetivos comunes que facilitan su cumplimiento. .

  • Con los clientes, mediante una serie de propuestas de marca puede lograrse que se identifiquen con la organización y por consiguiente fortalecer su fidelidad

  • Con proveedores, otras empresas o inversores, en la medida en que encontrarán en la cultura organizacional la “guía de estilo” de la corporación a la hora de hacer negocios.

Características principales de la cultura organizacional 

Los elementos o características que conforman la cultura organizacional de una empresa son la misión, visión, valores, sentido de identidad y componentes de la marca. 

Misión 

La misión es la razón de ser de la empresa. Está enfocada en el presente. Busca demostrar el compromiso que tiene la empresa y el porqué de su existencia. Además, es el vehículo para alcanzar la visión. 

Visión 

La visión de una empresa hace referencia a hacia dónde se dirige; cuál será su futuro y qué medios utilizará para lograrlo; cuál será su estado, su imagen, cómo se verá la empresa a mediano y largo plazo. La visión es importante para una empresa porque da cuenta de las aspiraciones que tiene y cómo se lograrán. 

Valores 

Los valores empresariales son la base de las acciones que se llevan a cabo en la organización para lograr los objetivos planteados. Repercuten directamente en el comportamiento de los trabajadores. 

Sentido de identidad 

Es lo que posibilita que los empleados se sientanparte de la empresa. Engloba los valores de la empresa, sus características, principios y acciones, que la diferencian del resto. También incluye la percepción que tienen los clientes sobre la empresa y hasta qué punto se identifican con ella. 

Componentes de la marca 

La identidad de una marca tiene diversos componentes. Para construirla hay que tener en cuenta aspectos como el nombre, los objetivos, el enfoque y los valores, la personalidad, entre otros. 

Beneficios de contar con una cultura organizacional bien definida 

La cultura organizacional de una empresa tiene repercusión en toda la organización, y por ello, una buena cultura trae consigo beneficios:

  • Ayuda a definir la identidad de la empresa. Permite dejar en claro y mostrar qué se quiere transmitir. 

  • Sentimiento de pertenencia. Sentir que realmente formas parte de algo e identificarse con la forma de hacer es una de las ventajas que tiene la cultura empresarial para los empleados. 

  • Compromiso y fidelización. Los empleados que comparten valores y cultura con la empresa tienden a demostrar un mayor compromiso. 

  • Refuerza la imagen de marca y facilita la diferenciación, cuyas implicaciones positivas son beneficiosas a la hora de conseguir clientes.

  • Es un elemento motivador y proporciona satisfacción a los empleados. 

  • Aporta estabilidad al basarse en ideas claras y definidas, en la medida en que todo lo que se hace está orientado a la misma misión. 

  • Mejora el servicio, ya que a través de la comunicación se puede modificar todo aquello que no funciona debidamente o que no cumple con lo esperado, tanto por parte de los clientes como de los trabajadores. 

  • Fomenta los valores de la empresa de tal manera que tanto empleados como clientes puedan sentirse identificados, lo que trae consigo una mejoría en su reputación. 

Escucha a tus empleados: el feedback continuo

Con Personio y su función de feedback conoce mejor a tus empleados, despliega todo su potencial y aumenta su motivación.

Software para feedback

Tipos de cultura organizacional 

Existen diferentes tipos de cultura organizacional según su intención. En primer lugar, podemos establecer una primera clasificación según su evolución:

  • Estable: Se centra en el pasado y no tiene interés en asumir riesgos. 

  • Reactiva: Se centra en el presente y asume riesgos cuando no queda más remedio. 

  • De previsión: Asume riesgos y realiza cambios siempre que el objetivo sea mantenerse como hasta ahora. 

  • Exploratoria: Piensa siempre en el cambio y asume riesgos con tal de ganar. 

  • Creativa: Es extrovertida, ya que la innovación es uno de sus principales valores. Crear supone riesgos y están dispuestos a asumirlos. 

En segundo lugar, existen otros tipos de cultura que son más conocidos y que tienen mayor peso en las empresas: aquellos que se centran en la orientación. Entre ellos destaca la cultura orientada al poder, a las normas, a las personas y a la resolución de problemas. 

Orientada al poder

La cultura organizacional orientada al poder de una empresa tiene como objetivo la competitividad, es decir, destacar en el mercado al ser capaz de superar los obstáculos. Para ello, se centra en el liderazgo. 

Si bien el liderazgo y la jerarquía son importantes, es posible cambiar la estructura, si el objetivo final está encaminado a mejorar aún más la competitividad. 

Orientada a las normas 

La cultura organizacional orientada a las normas busca la estabilidad y la seguridad. Ello se logra mediante el estricto y riguroso cumplimientos de las reglas. Todos los miembros tienen que cumplir esas reglas. Caso contrario, habilita la aplicación de sanciones. 

La planificación del trabajo está muy definida y rara vez se cambian los procedimientos a seguir. 

Orientada a las personas 

La cultura organizacional orientada a las personas se centra en los recursos humanos de la empresa. Busca principalmente satisfacer a todos los miembros y fomentar valores. Las personas tienen un papel fundamental en la empresa y son clave para la marca. Se asocia a la realización individual de los empleados. 

En este tipo de cultura el poder pasa a un segundo plano, ya que se confía en los valores y trabajo de los miembros. 

Orientada a la resolución de problemas 

La cultura organizacional orientada a la resolución de problemas se centra en la planificación. Solo mediante ella se puede dar respuesta a los contratiempos y dificultades que van surgiendo. 

En este tipo adquiere importancia la observación. A través de ella es posible modificar y reorganizar tareas para lograr los mismos objetivos.  

¿Cómo mejorar la cultura del trabajo en una empresa? 

Mejorar la cultura del trabajo no se logra de un día para otro. Es una tarea que requiere constancia, dedicación y planificación.

Por tanto, es necesario contar con una estrategia que marque objetivos factibles a mediano y largo plazo y realizar un seguimiento de los mismos. Para mejorar la cultura del trabajo, estas son algunas de las pautas a seguir: 

  • Definir los valores laborales que tendrá tu empresa. ¿Darás flexibilidad a tus empleados? ¿Darás prioridad a las condiciones económicas? 

En función de su cultura organizacional, la empresa priorizará algunas estrategias por sobre otras. Por ejemplo, en el sector del lujo se puede apostar por altos salarios, pues estos podrían servir para definir el valor y la identidad que la empresa quiera construir para diferenciarse.

  • Formar un equipo afín a tus valores. Será más fácil mejorar la cultura del trabajo cuando los empleados compartan tus valores y filosofía. 

  • Mostrar confianza y ofrecerles medios y materiales necesarios para que cumplan sus metas. 

  • Escuchar a los empleados para conocer sus preocupaciones e ideas. Con ello se sienten parte de la empresa. Hay que dejar a un lado la jerarquía y fomentar conversaciones bidireccionales, que el empleado pueda trasladar sus opiniones a sus superiores y que estas sean tenidas en cuenta para realizar mejoras en la organización. 

  • Informar correctamente a los empleados cuáles son los objetivos estratégicos de la empresa y las claves para conseguirlos. Es importante la transparencia para que todos trabajen en una misma dirección. 

  • Valorar las capacidades de los empleados. Cuando se producen errores o dificultades, la empresa debe valorar las habilidades de los trabajadores para solucionarlos, cómo se enfrentan a los problemas, su capacidad de innovación, etc. 

  • Dar a los empleados el reconocimiento que se merecen para que se sientan valorados e incremente su compromiso. 

  • Fomentar la coordinación. Todos los miembros deben trabajar unidos, dejando a un lado la competencia. Se trabaja para lograr un mismo fin de forma conjunta. 

  • Autonomía como base de confianza. Los empleados deben sentirse con cierta libertad a la hora de trabajar. Una constante supervisión genera desconfianza, por lo que su nivel de satisfacción disminuye, y con ello, su compromiso. 

  • Controlar la conducta con límites para cerciorarse de que se está en línea con la misión, visión y valores de la empresa. 

  • Medir los resultados para saber si las decisiones están siendo eficaces. 

Ejemplos de cultura organizacional en las empresas

Muchas empresas han creado una cultura organizacional exitosa, como es el caso de Google. Esta empresa busca constantemente la satisfacción de sus empleados para que trabajen de una forma más eficiente eficaz. Algunas de las características que definen la cultura organizacional de Google son:

  • Intercambiar continuamente información entre los diferentes departamentos.

  • Promover que los empleados participen en la innovación. 

  • Optimizar la comunicación interna para que los empleados compartan ideas.

  • Preocuparse por el equipo de trabajo, para lo cual buscan que sea heterogéneo, lúdico, altamente cualificado, etc. 

  • Centrar su trabajo en los clientes y no en superar a la competencia. 

Coca-Cola es otro ejemplo de empresa donde la cultura organizacional es positiva y justifica los logros conseguidos:

  • Potenciar el trabajo colectivo a través de la cooperación entre todos los miembros. 

  • Forjar Liderazgo para inspirar al resto de miembros. 

  • Ser responsable en el cumplimiento de  los objetivos. 

  • Trabajar siempre de forma eficiente. 

  • Invertir en formación y comunicación. 

Por último, destacamos la cultura organizacional de Microsoft. Gracias a la cual se ha convertido en una empresa referente en el ámbito de la tecnología. Sus principales características son:

  • Hacer Autocrítica y sostener el compromiso para superarse a sí mismo, sin tener en cuenta la competencia. 

  • Adaptarse a las nuevas necesidades realizando cambios estratégicos donde todos los miembros sean partícipes. 

  • Potenciar la comunicación en todos los niveles.

  • Mantener la humildad a pesar de conseguir los objetivos bajo la idea de que. Hay que seguir sumando.

  • Ejercitar la Escucha activa tanto a los empleados, como a los clientes. 

Preguntas frecuentes 

¿Qué significa la cultura organizacional? 

Entendemos la cultura organizacional como la forma de ser y de hacer que tiene una empresa. Hace referencia al conjunto de diversos aspectos como creencias, valores y actitudes y estrategias. 

¿Cuáles son sus características? 

Las características de la cultura organizacional dependen de cada empresa. No obstante, existen una serie de características que la definen: la estructura de la empresa, la misión, visión y valores, las estrategias, el reconocimiento, la comunicación o el ambiente laboral

¿Qué características contiene una buena cultura organizacional? 

Cada empresa puede tener una buena cultura organizacional atendiendo a distintas características. Si tenemos en cuenta los ejemplos de empresas exitosas gracias, en parte, a su cultura, resaltamos los siguientes puntos:

  • Interacción entre todos los miembros.

  • Clara definición de la misión, visión y valores.

  • Propósito de objetivos a corto y largo plazo.

  • Planificación para la toma de decisiones. 

  • Sentimiento de identidad

Exclusión de responsabilidad

El contenido facilitado a través de nuestro sitio web (incluido el de carácter jurídico) solo pretende proporcionar información general no vinculante y no constituye en modo alguno un asesoramiento legal. La información presentada no sustituye ni pretende sustituir el asesoramiento legal de, por ejemplo, un abogado que aborde tu situación específica. A este respecto, queda excluida cualquier responsabilidad o garantía por la vigencia, la exactitud y la integridad de la información proporcionada.

Boosting Employee Engagement

Employee Motivation