Estrategia empresarial: pasos y consideraciones para diseñarla de forma eficaz

Recruiting-Strategie

Cada empresa es única, y sus características, actividad profesional, dimensiones, objetivos y necesidades son aspectos que jugarán un papel indispensable cuando diseñe una estrategia empresarial de forma eficaz. Se trata de algo fundamental, ya que una buena estrategia ayuda a la organización a tomar las decisiones adecuadas, a cumplir los objetivos y conseguir el desarrollo organizacional. Entonces, ¿qué es exactamente una estrategia empresarial, por qué es tan importante y qué pasos hay que seguir para definirla correctamente?

Puntos claves

  • Una estrategia empresarial es un plan que contempla las diferentes acciones y decisiones que la empresa debe tomar para poder conseguir sus objetivos.

  • Este tipo de estrategia proporciona conocimiento detallado de la organización, un mayor control y una ventaja competitiva, entre otros beneficios.

  • Existen tres niveles de estrategia empresarial: estrategia corporativa, estrategia de negocio y estrategia funcional.

  • La estrategia empresarial está muy relacionada con la misión, la visión, los valores y los objetivos de la empresa.

  • Suele ser la Dirección quien diseña esta estrategia, pero es indispensable involucrar a los demás departamentos.

¿Qué es una estrategia empresarial?

Es posible definir estrategia empresarial como un plan o conjunto de decisiones que la empresa toma y acciones que realiza para poder alcanzar los objetivos empresariales previamente establecidos. Esta estrategia también permite llevar a cabo una gestión más eficaz del negocio, asegurarse de que los clientes están satisfechos con los productos o servicios de la empresa, alcanzar una posición competitiva en el mercado y destacar frente a la competencia. Se trata, por lo tanto, de una especie de “camino” o de unas instrucciones acerca de qué debe hacer la empresa para conseguir sus objetivos y cómo debe hacerlo.

En términos más concretos, una buena estrategia empresarial permite a la organización tomar decisiones más informadas, garantizar que la empresa está preparada para hacer frente a posibles problemas o inconvenientes, aumentar el desempeño, gestionar los diferentes equipos de trabajo de manera más eficaz, gestionar los recursos de manera óptima e identificar las oportunidades de crecimiento, entre otros aspectos.

Generalmente, la Dirección de la empresa es quien se ocupa del diseño de la estrategia empresarial, pero es indispensable asegurarse de que esta está alineada con la gestión y la estrategia de RR. HH. También es importante destacar que la estrategia empresarial estará muy relacionada con la cultura empresarial.

Cada organización es completamente diferente, por lo que cada estrategia empresarial será distinta. Sin embargo, existen ciertos aspectos que todas las empresas deben tener en cuenta al diseñar este tipo de estrategia. Conocer los beneficios de contar con una estrategia empresarial y saber cuáles son los pasos recomendados en el momento de definirla ayudará a los directores de la empresa a diseñar un plan eficaz, que llevará a la organización a cumplir sus objetivos.

¿Cuál es la importancia de tener una estrategia empresarial bien definida?

Son muchos los motivos por los cuales es importante contar con una estrategia empresarial bien definida. A continuación se resumen los principales:

  • Proporciona un conocimiento más detallado acerca de la empresa y su funcionamiento. Uno de los principales beneficios de tener una estrategia empresarial bien diseñada es que la Dirección, así como el Departamento de Recursos Humanos y demás equipos, cuentan con un conocimiento más específico de la empresa y cómo esta funciona. Al planificar una estrategia empresarial, es necesario analizar y tener claros una serie de aspectos, como son, por ejemplo, aquellos elementos que diferencian a la empresa de su competencia o los objetivos que la organización pretende alcanzar a corto, medio y largo plazo. Además, este proceso de diseño de la estrategia también permite conocer mucho mejor las debilidades y las fortalezas de la empresa, lo cual es indispensable para su crecimiento. 

  • Contribuye a una mejor planificación. Una buena estrategia empresarial, además de ayudar a los miembros del equipo a tener claros cuáles son los objetivos que la organización desea alcanzar, también proporciona información acerca de qué acciones hay que llevar a cabo para alcanzarlos. De esta forma, será posible diseñar un plan de trabajo y cronogramas que contemplen, además de los objetivos, los recursos disponibles y el tiempo requerido.  

  • Aumenta la eficiencia. Por otro lado, una estrategia empresarial también puede ayudar a aumentar la eficiencia. Esto se debe a que, al tener un mayor conocimiento del funcionamiento de la empresa y de las acciones que es necesario realizar para cumplir los objetivos, es posible planificar y asignar los recursos de manera mucho más eficaz. La estrategia empresarial también ayuda en la asignación de roles y en la planificación de plazos de entrega, entre otros.

  • La empresa está más preparada y tiene un mayor control. Otra ventaja importante es que una estrategia empresarial eficaz permite a la organización anticiparse a posibles imprevistos y a estar más preparada ante posibles problemas o crisis. Cuando se ha definido de manera correcta un protocolo o plan para seguir en este tipo de situaciones, resulta más sencillo saber cómo reaccionar y cómo hacer el mejor uso de los recursos. Además, al tener claro cuáles son los objetivos que la empresa desea alcanzar tanto a corto como a largo plazo, es más sencillo realizar un seguimiento y saber cómo evoluciona la empresa, por lo que se obtiene un mayor control. Es importante recordar que los indicadores claves de rendimiento resultan de gran utilidad cuando se analiza el crecimiento de la empresa.

  • Proporciona ventaja competitiva. Una estrategia empresarial no solamente permite identificar aspectos en los que es posible mejorar y cómo mejorarlos, sino que también ayuda a conocer con mayor detalle aquellos aspectos en los que la organización destaca. Al identificar y conocer las fortalezas de la empresa, será posible sacarles el máximo partido para posicionar la marca y destacar frente a la competencia.

Guía: Una Cultura Fuerte Potencia Todo

Teaser_Unternehmenskultur_Leitfaden

Claves de expertos y guía paso a paso para crear una cultura empresarial duradera. Descarga la guía para utilizar la cultura empresarial como vía hacia el éxito.

¿Qué tipos de estrategia empresarial existen?

Está claro que cada organización y cada estrategia empresarial son diferentes. Sin embargo, en términos generales, es posible establecer tres tipos o niveles de estrategia empresarial. Se explican a continuación:

Estrategia corporativa

Este es el tipo más amplio y engloba toda la empresa en general. Consiste en un plan de qué objetivos pretende alcanzar la empresa y cómo quiere conseguirlos, y determina la misión, la visión empresarial y los valores de la empresa.

Los directivos son los encargados de llevar a cabo esta estrategia, que resulta beneficiosa para la identidad corporativa de la organización. Esto se debe a que los aspectos planteados mediante esta estrategia ayudarán a definir la identidad de la marca o empresa.

Estrategia de negocio

En segundo lugar, el nivel o estrategia de negocio hace referencia a aspectos comerciales. Dicho de otro modo, se trata de un plan que contempla los elementos relacionados con la estrategia comercial, por lo que implica, entre otros aspectos, un análisis del público objetivo al que la empresa desea dirigirse; un análisis de las tendencias actuales del mercado; o diferentes estrategias de marketing. En definitiva, pretende definir estrategias concretas a partir de la misión y la visión de la organización.

Estrategia funcional

Finalmente, las estrategias funcionales están diseñadas por los diferentes departamentos de la organización, como pueden ser, por ejemplo, el Departamento Financiero, el de Marketing, el de Ventas o el de Recursos Humanos. Estas estrategias contemplan aspectos del día a día de la empresa, los cuales son indispensables para poder llevar a cabo las estrategias de los otros dos niveles y para poder garantizar una buena comunicación entre los diferentes departamentos.

Este tipo de estrategias favorecen el change management. Por ejemplo, en tiempos difíciles, la empresa puede tomar la decisión de reestructurarse o de hacer un downsizing; o en tiempos de bonanza y oportunidades, puede optar por internacionalizarse.

¿Qué componentes forman parte de una estrategia empresarial efectiva?

Existen diferentes elementos o componentes que son indispensables para poder contar con una estrategia empresarial eficaz y bien definida. A continuación se resumen los principales:

  • Misión, visión y valores de la empresa. Para poder diseñar una buena estrategia empresarial, es indispensable tener claro cuál es la misión o propósito de la empresa; qué pretende alcanzar o en qué dirección quiere avanzar, y cuáles son los principios o valores en los que quiere basar sus acciones.

  • Objetivos empresariales. Como ya se ha comentado, una estrategia empresarial pretende garantizar que se cumplen los objetivos de la organización, por lo que estos deben estar bien definidos. Al contar con objetivos definidos, será posible diseñar una estrategia adecuada para alcanzarlos. Es recomendable utilizar la metodología de los objetivos SMART.

  • Métodos de comunicación. La comunicación interna es indispensable en cualquier estrategia empresarial, ya que es un elemento necesario para el buen funcionamiento de la organización y para poder alcanzar los objetivos. Por lo tanto, la empresa debe contar con unos mecanismos de comunicación eficaces y bien definidos.

  • Propuesta de valor. Se trata de otra parte indispensable de una estrategia empresarial, puesto que la propuesta de valor es el conjunto de beneficios que la empresa ofrece a los clientes. Dicho de otro modo, se trata de aquellos aspectos que ayudan a la empresa a destacar frente a la competencia.

  • Dirección estratégica. Además de un diseño eficaz, una buena estrategia empresarial también requiere una buena dirección. Esto significa que la empresa debe contar con una persona que coordine al equipo para poder alcanzar los objetivos propuestos y que pueda analizar la evolución y el crecimiento de la empresa. 

  • Recursos. Como parte de la estrategia empresarial, es indispensable conocer los recursos que la empresa tiene disponibles, qué uso debe hacer de ellos y cómo debe gestionarlos a lo largo de todo el proceso.

  • Seguimiento y evaluación. Una estrategia empresarial, además de definirse correctamente, también debe evaluarse una vez implementada. Esto permitirá conocer la eficacia de la estrategia y el equipo podrá saber si se están cumpliendo los objetivos.

Descarga gratuita: Guía de Employer Branding

Expediente digital del empleado

Desde la experiencia del candidato a la fidelización de empleados: esta guía de Employer Branding te ofrece toda la información que necesitas para presentarte como una empresa atractiva.

¿Cuáles son los errores más comunes al definir una estrategia empresarial?

Existen varios errores habituales en el proceso de definición de una estrategia empresarial que es importante evitar. Estos son algunos ejemplos:

  • No definir de manera suficientemente clara los objetivos empresariales o establecer objetivos muy genéricos.

  • No tener en cuenta la cultura organizacional al definir la estrategia.

  • No definir de manera clara las tareas y funciones de cada departamento y equipo. Para ello, es útil realizar reuniones kickoff en cada proyecto.

  • No asignar correctamente las tareas y funciones. Dicho de otro modo, cada persona y cada equipo cuentan con unas habilidades y conocimientos diferentes, y es indispensable asegurarse de que se asignan las funciones y las tareas correctamente.

  • No involucrar a los demás equipos y departamentos.

  • No llevar a cabo un seguimiento y análisis de la evolución de la empresa una vez diseñada e implementada la estrategia.

  • No tener en cuenta las virtudes y limitaciones de los recursos como el capital humano y los costes empresariales, como los de RR. HH. Te dejamos esta guía con consejos para desarrollar una estrategia de personal efectiva.

  • No utilizar estrategias de análisis profundas, como el PESTEL o la matriz de Ansoff.

  • No modificar y aplicar los cambios necesarios una vez analizada la estrategia. Dicho de otro modo, analizar la eficacia de la estrategia empresarial es necesario para saber cómo evoluciona la organización, pero también para conocer qué aspectos funcionan de manera más eficaz y cuáles no. A partir de estos datos, será posible aplicar los cambios necesarios para mejorar la estrategia y garantizar que la empresa siga creciendo.

Pasos para diseñar una estrategia empresarial a medida

Además de conocer cuáles son los errores habituales, también es necesario saber qué pasos es necesario seguir para diseñar una estrategia empresarial a medida de las necesidades y características de la empresa. Es recomendable seguir los siguientes pasos:

Análisis inicial

En primer lugar, es recomendable realizar un análisis o diagnóstico del estado en el que se encuentra la empresa antes de diseñar la estrategia empresarial. Esto proporcionará información detallada sobre cuáles son sus necesidades, puntos débiles, puntos fuertes, objetivos, … También puede resultar de gran utilidad analizar cómo ha sido el pasado del negocio y cómo ha ido cambiando. 

Definición de la misión, visión y valores

Como ya se ha comentado, la misión, visión y valores de la empresa son aspectos muy relacionados con la estrategia empresarial, por lo que estos deben estar definidos claramente. Por eso, en el momento de diseñar una estrategia empresarial, es indispensable conocer estos elementos con detalle.

Planteamiento de los objetivos generales

En el momento de plantear los objetivos generales, es recomendable seguir la metodología SMART. Conocer los objetivos generales del negocio es indispensable para poder definir la estrategia, ya que de esta forma será posible determinar qué acciones deberán llevarse a cabo y qué herramientas serán necesarias.

Definición de los recursos

Los recursos que la empresa tiene disponibles también contribuirán a determinar qué objetivos puede alcanzar y, por lo tanto, este es otro aspecto que es necesario tener en cuenta. En consecuencia, la empresa debe definir y conocer de qué recursos dispone, no solamente en cuanto a la economía, sino también en relación con los materiales, la tecnología y el equipo.

Planteamiento de los objetivos específicos

Una vez que el equipo conoce de qué recursos dispone, será posible establecer objetivos más específicos a partir de los objetivos generales propuestos inicialmente. Esto ayudará a definir acciones concretas que ayudarán a alcanzar estos objetivos, y será posible definir si estas acciones deben llevarse a cabo a corto, medio o largo plazo.

Asignación de tareas

A continuación, será posible asignar diferentes tareas y funciones a los departamentos. También puede resultar de gran ayuda diseñar planes más concretos para cada equipo.

Análisis y evaluación

Finalmente, una vez implementada la estrategia empresarial, es importante realizar un análisis de cómo esta evoluciona, para poder conocer su eficacia y saber qué aspectos funcionan mejor y cuáles sería recomendable modificar. Los KPI de Recursos Humanos pueden resultar de gran utilidad.

Te dejamos también esta guía de cómo convertir tu estrategia de RR. HH. en una ventaja competitiva que podría resultarte útil.

Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de estrategia empresarial es el más adecuado?

Cada empresa es diferente y tiene unas características, dimensiones, objetivos y necesidades distintos, por lo que el tipo de estrategia empresarial más adecuado variará en función de cada organización.

¿Quién debe realizar la estrategia empresarial?

Normalmente, es la Dirección de la empresa quien se ocupa de diseñar la estrategia empresarial. Es indispensable asegurarse de que esta está alineada con los objetivos de la empresa y con la estrategia de Recursos Humanos y de los demás departamentos.

¿Qué es un plan estratégico?

Un plan estratégico es un conjunto de acciones y decisiones que definen qué pretende conseguir una empresa y qué proceso debe seguir para alcanzar sus objetivos.

Exclusión de responsabilidad

Desata el potencial de tus RR. HH. con Personio

Trial Illustration