Ética empresarial: ideas claves e importancia dentro de la empresa

Diversity at Personio

El término ética empresarial surgió a principios de los años 70 en Estados Unidos, pero fue en los años 80 cuando se extendió a Europa y China. 

Cabe destacar que la ética empresarial está asociada al Pacto Mundial de Naciones Unidas. En él se propone a las empresas implementar diez principios relacionados con los Derechos Humanos, el trabajo y el medioambiente, entre otros. 

  1. Apoyar y respetar los Derechos Humanos.

  2. No participar en la vulneración de los Derechos Humanos.

  3. Defender la libertad de asociación. 

  4. Eliminar el trabajo forzoso. 

  5. Suprimir y luchar contra el trabajo infantil.

  6. Acabar con la discriminación.

  7. Crear un plan para prevenir los problemas ambientales.

  8. Concienciar sobre la responsabilidad medioambiental. 

  9. Desarrollar y difundir herramientas que ayuden a la protección del medioambiente.

  10. Luchar contra la corrupción. 

Puntos claves

  • La ética empresarial guía la actuación de las empresas.

  • Implica tener valores como la transparencia, igualdad y respeto al medioambiente, por poner algunos ejemplos.

  • La ética empresarial repercute en el employer branding.

  • Para aplicar la ética en una empresa hay que seguir varios pasos: definir los valores, crear un comité, implementar algunas herramientas y dar a conocer el código ético. 

  • No aplicar la ética empresarial puede suponer problemas legales. Depende de la gravedad del incumplimiento. 

  • El código ético es el documento que recopila las normas que regulan el comportamiento de la empresa y sus miembros. 

  • Aunque muchas empresas cuentan con ética empresarial, cabe destacar el papel de Bimbo, Hasbro o L’Oreal, empresas que han sido reconocidas por su código ético. 

  • Existen diferencias entre ética empresarial y responsabilidad social

¿Qué es la ética empresarial?

La ética empresarial es el conjunto de normas y valores que rigen la forma de actuar de una organización, no solo a la hora de hacer negocios, sino también en el ámbito interno (relación con subordinados o compañeros, por ejemplo). Estas reglas conforman la conciencia que ayuda a distinguir entre los actos honestos y deshonestos llevados a cabo por la corporación en sí y cualquiera de sus empleados. 

La ética empresarial está relacionada con la cultura de la empresa. Las acciones incluidas en la cultura organizacional estarán en consonancia con los valores promovidos desde la ética de la compañía.  

¿Cuáles son los valores básicos de la ética empresarial?

La ética empresarial implica tener unos valores que deben ser compartidos por todos los miembros de la empresa, grupos de interés (por ejemplo, inversores) y la sociedad en general. Algunos de estos valores son: 

  • Transparencia: No ocultar información; ser claros con todas las personas implicadas en el funcionamiento de una empresa; ser directos con empleados, proveedores, clientes, accionistas, etc. La transparencia potencia y favorece la confianza hacia la empresa. 

  • Igualdad: debe defender y garantizar la igualdad de oportunidades de todas las personas, independientemente de su género, raza o edad. Además, todos los empleados deben ser tratados de la misma forma y fomentar un buen clima laboral en el que todos los integrantes se sientan bien. 

  • Cuidado del medioambiente: Compromiso con la protección del medioambiente; aplicación de medidas al respecto, como la reducción de consumo energético, reciclar o disminuir la emisión de CO2.

  • Libertad de opinión: Toda persona que forme parte de la empresa tiene derecho a mostrar su opinión. No como forma de imposición, sino para intentar mejorar. 

  • Constancia y compromiso: Ser tenaz para lograr los objetivos marcados por la empresa. No rendirse ante las dificultades y buscar soluciones. 

  • Comunicación: El diálogo es necesario para que la ética empresarial se aplique en la organización. Dar y recibir feedback es importante para conocer los valores de una empresa y poder aplicarlos. La comunicación va ligada a la transparencia. 

  • Seguridad y salud: Garantizar que el entorno de trabajo es seguro y que las instalaciones y herramientas de trabajo cumplen con los reglamentos de seguridad. Pero, además, se debe ir un paso más allá y buscar el bienestar, no únicamente la seguridad frente a accidentes laborales.

  • Respeto y dignidad: Las acciones que conllevan faltas de respeto, intimidación y acoso en el trabajo son inaceptables. La empresa debe fomentar el trabajo seguro, donde no existan faltas de respeto, acoso físico o verbal, etc.  

¿Cuáles son los beneficios para la empresa de tener ética empresarial?

La ética empresarial ofrece beneficios tanto a nivel interno como externo. La ética está relacionada con el buen comportamiento individual de cada uno de los miembros que forman parte de la empresa. Las buenas actuaciones a nivel individual implican ventajas empresariales como: 

  • Los trabajadores están más comprometidos con su trabajo. Se sienten representados con los valores de la empresa y eso repercute en su productividad. 

  • Ligado al punto anterior, la rentabilidad de la empresa mejora. 

  • Todas las personas que tienen relación con la organización (clientes, proveedores, trabajadores,…) se sienten alineados con la ética de la empresa, lo que aumenta su fidelidad. 

  • El employer branding de la empresa mejora. Con ello, se logra retener el talento y fidelizar a los clientes. 

  • Se reducen los conflictos y problemas empresariales. Cada empleado sabe cómo actuar correctamente a favor de las normas y valores. 

  • Los miembros de la empresa valoran que la empresa promueva normas que buscan su igualdad, seguridad y dignidad. De esta manera, es probable que decidan quedarse por un largo tiempo en la empresa, lo que reduce la tasa de rotación

¿Cómo se aplica la ética a la empresa?

Para aplicar la ética en una empresa, es necesario seguir las siguientes pautas: 

1. Definición 

El primer paso para crear un código ético empresarial es definir los valores y normas que representan a la empresa y que van a guiarla en su actividad. En esta primera fase, es necesario analizar el contenido que se incluirá en el código ético. Es importante compartir y escuchar la opinión de otros miembros del equipo para realizar, en caso necesario, mejoras. 

2. Implicados

Una vez definido los valores y normas, es imprescindible determinar a quién afecta el código. Es decir, si las personas que deben cumplir con el código son los trabajadores, los proveedores, etc. En ocasiones, las empresas distribuyen las normas en función del colectivo al que van dirigidas. 

3. Creación de un comité 

El comité de ética es el órgano responsable de supervisar el cumplimiento del código ético. Debe estar formado por miembros de todos los departamentos y siempre deben ser personas comprometidas con los valores de la empresa. Por ejemplo, el encargado del Departamento de RR. HH

Además de vigilar el cumplimiento, el comité tiene otras funciones, como:

  • Buscar soluciones a conflictos y problemas que surjan en la empresa. 

  • Asesorar sobre conflictos éticos. Por ejemplo, a nivel interno, problemas de acoso laboral o desigualdad; y a nivel externo, falta de transparencia con los clientes. 

  • Entender y explicar las normas de la empresa cuando sea necesario.

  • Tener en consideración los intereses y opiniones del público objetivo. 

4. Implementar herramientas 

Las empresas tienen la posibilidad de implementar herramientas para el cumplimiento de la ética empresarial. Por ejemplo, se pueden realizar cursos de formación ética para directivos y empleados. En muchas ocasiones no se cumple con la normativa por desconocimiento. Por ello, proporcionar formación ayuda a solucionar los conflictos éticos y aprender a actuar acorde a la ética empresarial. 

5. Publicar el código ético 

Cuando se haya seleccionado el contenido del código y creado el comité, la última fase consiste en hacerlo público. Pero antes de su publicación se recomienda hacer una última revisión, e incluso, consultar a asesores jurídicos sobre las normas que puedan tener consecuencias legales, tales como la protección de datos o el acoso laboral

Para terminar, hay que difundir el documento y explicar la importancia que tiene a todos los implicados:  empleados, clientes, socios, directivos, proveedores, etc. 

¿Qué desventajas puede tener la empresa si no incorpora la ética?

Algunas empresas tienen dificultades para incorporar un código ético cuando los directores o encargados no muestran interés o desconocen su importancia. Para implantar la ética empresarial, es importante que los altos cargos guíen a los empleados y sean un ejemplo.

Además, la falta de comunicación o entendimiento que se produce a veces impide llegar a un acuerdo de contenido. Todo ello dificulta la aplicación de un código ético y ello implica desventajas como:

  • Disminución de productividad en la empresa. Los empleados buscan sentirse identificados con los valores de la empresa. Cuando la empresa incurre en comportamientos poco éticos, el compromiso de los trabajadores se ve afectado, lo que implica disminuir la productividad. 

  • Pérdida de reputación. Los clientes y la sociedad en general valoran positivamente que una empresa tenga conductas éticas. Cuando eso no sucede, la reputación de la empresa empeora considerablemente, de manera que su rentabilidad puede verse afectada. 

  • Problemas legales. La ética incluye comportamientos y principios de todo tipo: graves, como puede ser la lucha contra el acoso laboral; o leves, como no fomentar la comunicación e impedir la libertad de opinión de los empleados. Las faltas graves suponen importantes problemas para la empresa a nivel legal, como sanciones y multas. 

Ejemplos de empresas que aplican un código ético

Existen multitud de empresas que destacan por la aplicación de un código ético de valor. A continuación, se muestran tres empresas que, a lo largo del tiempo, han recibido diversos reconocimientos por su aplicación del código ético. 

  • Grupo Bimbo: esta empresa mexicana con presencia en más de 33 países se ha proclamado durante varios años como una de las empresas más éticas del mundo.  En su código de ética destacan los siguientes compromisos: 

    • Ofrecer productos innovadores y de calidad a clientes y consumidores en general. Su objetivo es garantizar, siempre que sea posible, la disponibilidad de los productos. 

    • Generar rentabilidad sostenida a todos los accionistas y socios. 

    • Claridad y transparencia a la hora de informar sobre el cumplimiento de funciones.

    • Integridad y lucha contra la corrupción. 

  • Hasbro: la compañía estadounidense de juguetes también ha sido destacada durante los últimos años por su código ético. Sus principios más destacados son:

    • Prohibición de trabajo que implique esclavitud y servidumbre.

    • Aplicación de un ambiente de trabajo seguro y con garantías sanitarias. 

    • Fomento de la dignidad y respeto. 

    • Compromiso con la práctica de actividades responsables con el medioambiente. 

  • L'Oréal: es una empresa francesa de cosméticos que ha logrado gran reconocimiento dentro de su industria por la aplicación de su código ético:

    • Seguridad y calidad del producto que comercializan. 

    • Imparcialidad a la hora de seleccionar proveedores. 

    • Rechazo a la corrupción. 

    • Garantizar un entorno de trabajo seguro, saludable y protegido.

    • Apoyar la diversidad y el trato igualitario hacia todas las personas. 

    • Fomentar el respeto y la dignidad eliminando comportamientos de acoso e intimidación. 

    • Aplicación de procesos ecológicos para respetar el medioambiente. 

Preguntas frecuentes

¿Qué es la ética empresarial?

La ética empresarial son las normas y principios que dirigen las actuaciones y la conducta de las personas que integran la empresa. Se entiende como la conciencia o moralidad de la empresa, que debe ser aplicada por cada persona de forma individual para saber identificar lo que está bien y mal en base a los valores proporcionados desde esa ética corporativa. 

¿Qué es un código ético y qué ejemplos hay?

El código ético, también llamado código deontológico, es un documento que recoge los valores y normas de una empresa para que esta pueda desarrollar su actividad. Se trata de saber qué está bien y qué no en cuanto a comportamiento en el desempeño de las funciones asignadas a los empleados.

Por ejemplo, fomentar la igualdad de todos los miembros de un equipo, sin hacer discriminación por raza o sexo. También realizar acciones que muestren la responsabilidad medioambiental. 

¿Cómo se aplica la ética en la empresa?

Para aplicar la ética en una empresa, es necesario crear un código ético empresarial. Es decir, recopilar en un documento todas las normas y valores por las que se rige la empresa. Este debe ser supervisado por un comité ético que tenga representación de todos los departamentos que conformen la empresa. 

Después, se comunican estos valores a los empleados, accionistas, inversores, clientes, proveedores, etc… Por último, se dan las herramientas y formación necesarias a todos los actores implicados para su seguimiento.

¿Cuál es la diferencia entre ética empresarial y responsabilidad social?

La ética empresarial son los valores y normas que guían la actividad de una empresa. La responsabilidad social corporativa es el impacto en la sociedad de las actividades que realiza la empresa. 

La ética empresarial de una corporación puede promover la solidaridad. Donar el excedente de comida del comedor de sus empleados a una ONG sería una actividad con impacto social en el ámbito de actuación de la empresa, siendo una acción que forma parte de su responsabilidad social corporativa.

Exclusión de responsabilidad

El contenido facilitado a través de nuestro sitio web (incluido el de carácter jurídico) solo pretende proporcionar información general no vinculante y no constituye en modo alguno un asesoramiento legal. La información presentada no sustituye ni pretende sustituir el asesoramiento legal de, por ejemplo, un abogado que aborde tu situación específica. A este respecto, queda excluida cualquier responsabilidad o garantía por la vigencia, la exactitud y la integridad de la información proporcionada.