Headhunter: cómo puede beneficiar a tu empresa

Un hombre y una mujer se dan la mano

Encontrar el talento adecuado para cubrir puestos especializados y de gestión en sectores competitivos supone, sin lugar a dudas, un enorme desafío. Y es justo aquí, donde entra en juego la figura del cazatalentos. ¿Cuándo merece la pena contratar a un headhunter? ¿Cómo encontrar el que más conviene a tu empresa? Si te estás planteando esta y otras preguntas al respecto, sigue leyendo este artículo.

Descarga: Guía práctica para ejecutar un plan de RR. HH.

¿Qué es el headhunting?

Headhunting (también denominado expertise recruiting) es un término inglés empleado para hacer referencia a un método de selección de personal; consiste en cumplir con la ardua tarea de buscar talentos altamente cualificados para cubrir vacantes en puestos específicos, ejecutivos o de alta dirección. Al profesional que la lleva a cabo se le conoce como headhunter o, en español, cazatalentos.

La gran mayoría de ellos trabaja para agencias o consultoras especializadas, aunque también hay quienes lo hacen por su propia cuenta. Hasta ahora lo más normal ha sido la externalización de este servicio, aunque en los Departamentos de Recursos Humanos han empezado a aparecer nuevos perfiles encargados de desempeñar labores de headhunting dentro de la propia empresa.

¿Cómo trabaja un cazatalentos?

El papel del headhunter entra en juego cuando una empresa lo contrata para encontrar el perfil del profesional que necesita. Las técnicas que emplea para ello no son de reclutamiento pasivo (recurrir a una base de datos, por ejemplo), sino que busca uno a uno los candidatos adecuados para cada puesto; empezando desde cero cada vez que lo hace.

Elabora con el cliente un perfil de cómo debería ser el empleado ideal y, a partir dicho perfil, el cazatalentos busca candidatos por medio de: un acercamiento directo a profesionales que estén en roles similares, un anuncio de empleo o lo que sea necesario.

Entrevista a los solicitantes y hace una preselección de los mejores candidatos para el cliente. Con suerte, tras varias rondas de entrevistas, el cliente se decidirá por uno de los candidatos que le ha propuesto. Los cazatalentos suelen seguir asesorando al empresario y al nuevo empleado durante el periodo de prueba.

Cuándo recurrir a un headhunter en Recursos Humanos

¿Cómo puedes saber si te conviene buscar por tu cuenta el talento que necesitas o si deberías contar con un profesional que te brinde este servicio? Contratar a un headhunter te conviene si:

  • Estás buscando trabajadores cualificados en un área en la que hay una gran competencia y, por lo tanto, los candidatos adecuados escasean.
  • Cuando no es conveniente que te dirijas tú mismo a los candidatos por ser empleados de tus competidores.
  • Quieres gestionar la cobertura de un puesto con discreción, evitando hacerla pública. Esto es recomendable para no dar a los competidores una pista sobre tu estrategia o para evitar rumores sobre las dimisiones de tus empleados actuales.
  • Tu departamento de RR.HH. carece de los recursos, tiempo y conocimientos necesarios para cubrir puestos difíciles.
  • Quieres ofrecer apoyo profesional a los candidatos a puestos de alta dirección para atraerlos a tu empresa.
  • Quieres encontrar candidatos a través de nuevos canales o en sectores en los que no tienes experiencia previa.
  • Has fracasado varias veces en la cobertura de una vacante y necesitas urgentemente cubrir con éxito ese puesto.

Considera desde un principio si debes encargar la búsqueda del candidato a un tercero; hazlo desde el momento mismo en que se plantea la necesidad de personal. Si el cazatalentos se contrata tarde simplemente como “apagafuegos”, servirá de poco.

Encuentra el candidato ideal con menos esfuerzo

Publicación de ofertas

Con Personio crea y publica tus ofertas de trabajo rápidamente y analiza qué canales te funcionan mejor.

Cómo encontrar al headhunter óptimo

Aunque el término “cazatalentos” recuerda más a los métodos del salvaje oeste que a consultores de contratación serios, no es tan difícil encontrar un headhunter de confianza. Sin embargo, debes tomarte tu tiempo y prestar atención a los siguientes criterios:

Conocimiento del sector y red de contactos

El tamaño de la consultora o su proximidad regional no deberían ser decisivos, pues estos factores no determinan la calidad ni la rapidez con la que se puede cubrir un puesto determinado. El criterio más importante en el proceso de selección es, sin duda, la experiencia y los conocimientos que el cazatalentos tiene en su sector o en el mercado en el que debe encontrar candidatos. Presta atención, pues, a lo siguiente:

  • ¿Cuánto tiempo lleva trabajando en este sector concreto?
  • ¿Ha trabajado antes en este campo?
  • ¿La experiencia y su red de contactos están avaladas por la lista de clientes y proyectos anteriores?
  • ¿Habla el “idioma” del sector y está familiarizado con la situación y las tendencias específicas del mercado en cuestión?

Concertando una entrevista con el cazatalentos podrás averiguar si este está bien relacionado y familiarizado con el sector. Asegúrate también de que entiende tu cultura corporativa y que la representa, es decir, si encaja en tu empresa, también, a nivel humano.

Experiencia

La competencia entre los headhunters es alta, por lo que muchos van y vienen. En este sentido, si encuentras un cazatalentos que ha cosechado éxitos durante años y que tiene un historial con clientes de renombre, puedes presuponer que te ofrecerá altos estándares de calidad.

Transparencia en los costes y procedimientos

Haz que el headhunter te explique en detalle cuál es su método. Los profesionales reputados buscan específicamente candidatos para cada puesto, en lugar de limitarse a su base de datos con candidatos y a su red personas dispuestas a cambiar de trabajo. También debe haber transparencia en la cuestión de los costes.

Por regla general, la tasa se calcula en función del salario anual del puesto a cubrir en cada caso. Los buenos cazatalentos garantizan que el candidato superará con éxito el periodo de prueba y, en caso de despido, se comprometen a cubrir el puesto sin coste alguno.

Hablando de costes, si te preguntas cuánto cobra un headhunter debes saber que es un mito que sea siempre más caro que contar con reclutadores propios. Normalmente, para puestos especializados y de dirección, los honorarios suelen estar entre el 25- 35 % del primer salario anual del puesto cubierto. Para los puestos ejecutivos, no obstante, también pueden acordarse precios fijos. En todo caso, debes tratar de poner los costes en perspectiva y valorarlos en función de los beneficios que le permiten obtener a tu empresa.

Headhunter vs. recruiter

Estos dos términos suelen confundirse con facilidad porque tanto headhunters como recruiters tratan de encontrar al candidato perfecto para cubrir un puesto vacante en la plantilla de una empresa. No obstante, existen diferencias significativas:

  • Los recruiters (reclutadores) suelen formar parte del equipo de RR.HH. de la empresa que busca un nuevo empleado y, además de otras muchas tareas y funciones relativas a su puesto, se encargan de seleccionar al candidato más adecuado para dicha vacante. Buscan candidatos, pero de una forma más pasiva porque lo hacen principalmente mediante la publicación de la descripción del puesto de trabajo vacante. Una vez hecho esto, esperan a que los candidatos manden sus currículums y, entre ellos, tratan de encontrar a la persona más apta.
  • Los headhunters, por su parte, suelen trabajar para una agencia especializada en la selección de talento o por su cuenta. Su labor la desempeñan de una forma mucho más proactiva buscando y seleccionando los mejores candidatos disponibles en el mercado para cada caso.

Cómo trabajar eficientemente con un headhunter

Aunque las dos figuras mencionadas anteriormente (headhunter y reclutador) pueden trabajar en equipo, cada vez con más frecuencia, están apareciendo perfiles en el departamento de RR.HH. que se encargan del headhunting. Sea como fuere, hay algunos mecanismos que pueden implementarse para optimizar la búsqueda de talento como, por ejemplo:

  • Digitalización de RR.HH. Es de vital importancia que el Departamento de RR.HH. se sume a la transformación digital. Una buena forma de comenzar a hacerlo es aprovechar las diversas funciones que ofrece un buen software de recursos humanos. Gracias a esta herramienta, podrás ahorrar tiempo y costes en el desempeño de un gran número de tareas para que puedas dedicarte a la búsqueda del candidato perfecto.
  • Crear nuevas conexiones. Ponte en contacto con personas que reúnan perfiles similares a los que busca tu empresa. Trabaja en entablar relaciones reales con otros profesionales del sector porque estas serán la base de tu influencia en ese campo. Una buena forma de conseguirlo es a través de plataformas digitales o acudiendo a congresos o eventos relacionados con el área de trabajo de tu empresa.
  • Tener bajo control todas las etapas del reclutamiento mediante el establecimiento de unos claros objetivos a cumplir y fijar plazos para la búsqueda de la persona adecuada.

Amplia y gestiona tu equipo con Personio

Más información
Personio Software

Función de onboarding

En marcha desde el primer día