Soft skills: significado y características

Karrierpfad

La formación académica, la experiencia profesional, los certificados o los cursos complementarios y los conocimientos de herramientas digitales específicas suelen ser los principales protagonistas de la descripción de los puestos de trabajo. Sin embargo, es imprescindible no olvidarse de todas aquellas habilidades blandas, conocidas también como soft skills, que ayudarán a los trabajadores a llevar a cabo sus tareas. Se trata de un concepto realmente importante y al que las empresas prestan cada vez más atención durante el proceso de reclutamiento de personal.

Puntos claves

  • Las soft skills son habilidades relacionadas con la manera de ser y de actuar de las personas.

  • Entre ellas se encuentran la comunicación, el trabajo en equipo, la capacidad resolutiva y el liderazgo.

  • Las habilidades blandas de los trabajadores contribuyen al crecimiento de la empresa, por lo que es imprescindible que los Departamentos de Recursos Humanos sean conscientes de su importancia.

¿Qué son las soft skills o habilidades blandas?

Las soft skills son aquellas habilidades que no necesariamente vienen determinadas de forma directa por la formación académica de un trabajador ni por su experiencia laboral previa. Son una serie de capacidades que la persona en cuestión ha adquirido y desarrollado a lo largo de su vida. Están relacionadas con la personalidad, el comportamiento, la forma de interactuar con las demás personas y la manera de comunicarse y pensar, entre otros aspectos.

Las soft skills se diferencian de las hard skills en que son habilidades a menudo difíciles de medir y que no se desprenden necesariamente de una formación académica o experiencia profesional. Algunos ejemplos son la escucha activa, la creatividad o el liderazgo. Las hard skills, en cambio, son habilidades, generalmente cuantificables, que suelen adquirirse gracias a la educación, formación y experiencia previas de la persona en cuestión. Un ejemplo podría ser el conocimiento de un software específico.

Ejemplos de soft skills

Existen muchísimas soft skills o habilidades blandas diferentes. A continuación, se presentan algunos ejemplos de estas características:

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional consiste en saber comprender y gestionar las emociones. Se trata de una habilidad blanda realmente útil y valiosa en una empresa. Entre otros, la inteligencia emocional contribuye al trabajo en equipo, el trato con los compañeros y los clientes y las relaciones laborales en general. La inteligencia emocional también está muy relacionada con la empatía y con saber escuchar a los demás.

Liderazgo

Cualquier empresa, independientemente de sus dimensiones y del sector al que pertenece, necesita contar con personas que lideren los diferentes departamentos y proyectos. Por eso, el liderazgo es una soft skill realmente importante y que las empresas a menudo incluyen en los requisitos de sus puestos de trabajo. Es importante recordar que el liderazgo no consiste en dar indicaciones, sino en pensar de forma estratégica, gestionar equipos, saber escuchar a los compañeros y valorar y aplicar el feedback proporcionado por los demás.

Actitud positiva

Tener una actitud positiva también es otra habilidad relevante a la hora de trabajar. Resulta de gran utilidad al realizar cualquier tarea, en cualquier puesto de trabajo. Consiste, por ejemplo, en estar dispuesto a recibir feedback constructivo, saber escuchar a los demás y entender diferentes puntos de vista.

Gestión del estrés

La gestión del estrés es una habilidad blanda muy importante, vinculada con la resolución de problemas y la inteligencia emocional. Algunas personas, ante un imprevisto o inconveniente, tienden a bloquearse, mientras que otras tienen una mayor facilidad para hacer frente a la situación e intentar encontrar una solución o alternativa. La gestión del estrés en momentos de mucho trabajo o ante problemas inesperados es una habilidad blanda que supone muchos beneficios.

Capacidad de adaptación

La capacidad de adaptación consiste en ser flexible frente a los cambios. Implica, por ejemplo, saber adoptar nuevas maneras de trabajar, estar dispuesto a adquirir nuevas habilidades y mostrar iniciativa en el momento de aprender. También consiste en saber aceptar los cambios y nuevos retos.

Motivación

La motivación implica tener ganas de trabajar, tener iniciativa y aportar ideas y sugerencias. Se trata de una habilidad blanda muy importante, ya que sentirse motivado es algo esencial para que los trabajadores estén contentos con su lugar de trabajo. Por otro lado, la motivación de los trabajadores también es un aspecto fundamental para el crecimiento de la empresa.

Desarrolla al Personal Fácilmente

Gestión de la formación Training Courses Overview

Mide la asistencia, progreso y cumplimiendo de la formación en la organización, con una sola herramienta centralizada y de fácil uso.

¿Cuáles son las soft skills más valoradas por las empresas?

Sin duda, diferentes puestos de trabajo requerirán diferentes soft skills. Sin embargo, existen algunas habilidades blandas que son muy valoradas por la gran mayoría de empresas de cualquier sector. Estos son algunos ejemplos:

Creatividad

Ser creativo significa saber pensar de manera diferente, imaginar y proponer ideas nuevas e innovadoras. Actualmente, ha aumentado la competitividad entre empresas de un mismo ámbito. Por ese motivo la creatividad es un aspecto fundamental para distinguirse de la competencia. Esa es la razón por la que se trata de una de las soft skills más demandadas por las empresas de diferentes sectores.

Comunicación

Por supuesto, la comunicación también es una soft skill indispensable en la mayoría de los puestos de trabajo. Es importante recordar que tener unas buenas habilidades comunicativas no solamente significa saber expresarse de manera correcta, clara y concisa, tanto de forma oral como escrita, sino también saber escuchar y comprender a los demás.

Pensamiento crítico y resolución de problemas

El pensamiento crítico consiste en saber analizar una situación, investigar, interpretar datos y tomar decisiones en base a estos. El pensamiento crítico está muy relacionado con la capacidad de resolver problemas, ya que ayuda a saber cómo actuar ante posibles inconvenientes que pueden surgir en el día a día de una empresa.

Trabajo en equipo

El trabajo en equipo es un aspecto fundamental para el funcionamiento de cualquier negocio, motivo por el cual tener esta aptitud está muy valorado. Consiste en mostrar interés por colaborar con los demás, aprender de ellos, escucharlos y ayudarlos. Existen diferentes maneras en las que una empresa puede fomentar el team building.

Organización y gestión del tiempo

Saber organizarse y gestionar bien el tiempo es indispensable y también es una de las habilidades blandas más demandadas. Permite a los candidatos mejorar su productividad, cumplir las fechas de entrega, realizar sus tareas de manera ordenada y obtener unos mejores resultados.

Categorización de las habilidades blandas

Las habilidades blandas pueden clasificarse en las siguientes categorías:

Habilidades interpersonales

Son competencias que definen la manera de ser de una persona y la hacen única. Algunos ejemplos son la motivación, la curiosidad, la resiliencia, el compromiso, la confianza, la capacidad de reflexión o la gestión de las emociones.

Habilidades sociales

Estas habilidades están relacionadas con la manera en la que las personas interactúan y se relacionan con los demás. Por ejemplo, la comunicación, la empatía, el trabajo en equipo, la capacidad de liderazgo o la capacidad de aceptar críticas.

Habilidades metódicas

Por último, las habilidades metódicas hacen referencia a la manera de trabajar y de enfrentarse a diferentes retos. Incluyen, entre otras, la capacidad de análisis, la resolución de problemas, la organización y la negociación.

Construye una buena experiencia para las personas

Guía para una cultura corporativa eficaz

Consigue información e instrucciones paso a paso para crear una cultura corporativa duradera que contribuya a una excelente imagen de marca como empleadores.

La importancia de las soft skills en Recursos Humanos

Cualquier Departamento de Recursos Humanos debería ser consciente de la importancia de las soft skills al diseñar y llevar a cabo la gestión del talento de la empresa. Las habilidades blandas son capacidades relevantes y de gran utilidad para cualquier puesto de trabajo. Son transferibles y contribuyen de forma muy significativa al desempeño de los empleados. Además, ayudan a crear un mejor clima laboral, son beneficiosas para el trabajo en equipo, mejoran las relaciones laborales y ayudan a la empresa a conseguir sus objetivos.

Las soft skills pueden ser difíciles de medir, pero existen varios métodos que las empresas pueden utilizar para evaluar este tipo de capacidades. Realizar una evaluación por competencias permitirá a los Departamentos de Recursos Humanos conocer mucho mejor a los trabajadores, sus habilidades y su manera de trabajar. La evaluación 360, por ejemplo, es un sistema que permite obtener información muy detallada y precisa. Puede llevarse a cabo de forma ágil y sencilla con un software especializado como Personio.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son las principales soft skills?

La creatividad, la organización, la capacidad de resolución de problemas, el trabajo en equipo y la comunicación son algunas de las soft skills más valoradas por las empresas actualmente.

¿Qué son las soft skills y las hard skills?

Las soft skills son aquellas habilidades que están relacionadas con la personalidad y la manera de actuar de las personas, como la organización, la gestión de emociones o el trabajo en equipo. Las hard skills, en cambio, son habilidades técnicas que suelen adquirirse mediante la formación académica o experiencia laboral, como el conocimiento de herramientas digitales específicas.

¿Cuántas soft skills hay?

Existen muchas soft skills. No es posible determinar un número concreto, puesto que se trata de características o rasgos que no siempre es posible definir de manera precisa. Sin embargo, estas capacidades pueden clasificarse en tres categorías principales: habilidades interpersonales, habilidades sociales y habilidades metódicas.

Exclusión de responsabilidad

Crea una buena cultura corporativa y ayuda al desarrollo de tus empleados

Cultura-corporativa