Permiso retribuido: ¿qué significa y qué tipos hay?

Personio Software

Hay ocasiones en las que un trabajador necesita ausentarse de su puesto de trabajo durante un periodo de tiempo por diferentes motivos o circunstancias. Existen diferentes tipos de permiso retribuido a los cuales pueden acogerse las personas que trabajan en una organización. Por eso es importante que las empresas conozcan bien en qué consisten estos permisos, qué tipos hay y de qué modo benefician tanto a la empresa como a sus trabajadores.

Puntos claves

  • Los empleados que obtienen un permiso retribuido pueden ausentarse de su puesto de trabajo durante un tiempo determinado.

  • A diferencia de los no retribuidos, el permiso retribuido permite a los trabajadores seguir percibiendo su sueldo.

  • Algunos ejemplos de permisos retribuidos son el permiso por matrimonio, por traslado de domicilio habitual o por deberes de carácter público.

Con Personio gestiona fácilmente los permisos de lactancia. Conoce más aquí.

¿Qué es un permiso retribuido?

Un permiso retribuido es un tipo de permiso reconocido y regulado por la ley a través del cual un trabajador se ausenta de su puesto de trabajo durante un tiempo debido a alguna causa justificada y habiendo avisado previamente a la empresa. Durante este periodo de tiempo, el empleado en cuestión sigue percibiendo su salario con normalidad.

El Estatuto de los Trabajadores establece los derechos mínimos de los empleados en relación con los permisos retribuidos e indica qué tipos existen. Sin embargo, son los convenios colectivos los que regulan estos permisos laborales. Pueden ampliar el número de días de los diferentes permisos, así como las causas para solicitarlos o las circunstancias en las que debe concederse un permiso retribuido a un trabajador.

Todos los empleados de una empresa, independientemente de su tipo de contrato y de si trabajan a jornada completa o a tiempo parcial, tienen derecho a los permisos retribuidos. Es esencial, por parte de la empresa, llevar a cabo el procedimiento y trámites necesarios al gestionar los permisos retribuidos de los trabajadores, ya que esto no solamente beneficiará las relaciones profesionales entre la organización y sus empleados, sino que también permitirá evitar errores o posibles sanciones en caso de que la empresa tenga inspección.

Diferencias entre los permisos no retribuidos y los retribuidos

Es importante saber cuáles son las diferencias entre los permisos no retribuidos y los permisos retribuidos. Pueden resumirse de la siguiente manera:

  • Un trabajador que obtiene un permiso retribuido, durante su ausencia, sigue percibiendo su salario como si estuviera llevando a cabo su trabajo de forma normal.

  • En cambio, los trabajadores que obtienen un permiso laboral no retribuido, durante la duración de dicho permiso, no cobran su salario.

  • Los permisos retribuidos están reconocidos en el Estatuto de los Trabajadores, aunque los diferentes convenios colectivos pueden ampliar los derechos de los empleados en cuanto a la duración o los motivos de dichos permisos.

  • Los permisos no retribuidos no están regulados por el Estatuto de los Trabajadores. Se recogen en los diferentes convenios, aunque también puede llevarse a cabo un acuerdo entre la empresa y el trabajador en el momento de firmar el contrato.

  • En el caso de solicitar un permiso no retribuido, es habitual que se requiera que el trabajador tenga 1 ó 2 años de antigüedad, que hayan pasado seis meses desde que se disfrutó del último permiso no retribuido y que se solicite con una antelación mínima de 15 días. Sin embargo, estas condiciones dependen de cada caso y de cada convenio colectivo.

  • Los permisos retribuidos no tienen unos requisitos concretos en cuanto a la antigüedad del trabajador en la empresa.

Tipos de permisos retribuidos

En el Estatuto de los Trabajadores se establecen los diferentes tipos de permisos retribuidos que las empresas pueden conceder a los trabajadores. Cabe destacar que algunos convenios amplían las condiciones y los plazos establecidos. Estos son los diferentes tipos que debes conocer:

Permiso retribuido por matrimonio

El permiso retribuido por matrimonio tiene una duración de 15 días naturales. Pueden solicitarlo todos los trabajadores que se casen y las empresas pueden requerir un documento acreditativo. En algunos convenios, también es posible solicitarlo en caso de formalizar una unión en pareja de hecho.

Permiso por enfermedad, accidente o fallecimiento de un familiar

En caso de enfermedad, accidente, hospitalización o fallecimiento de un familiar de hasta segundo grado, el empleado podrá solicitar un permiso retribuido de 2 días. Este periodo será ampliable a 4 días en caso de que se requiera un desplazamiento. Algunos convenios establecen periodos de tiempo más largos.

Permiso retribuido por traslado de domicilio habitual

En estos casos, lo general es que el permiso retribuido tenga una duración de 1 día, aunque esto podría variar en función del convenio y de la distancia a la cual el empleado se traslada. Las empresas podrían solicitar un documento justificativo.

Permiso por deberes de carácter público

El tiempo del permiso dependerá de varios factores, como el tipo de deber público que el empleado deba realizar. Un ejemplo de este tipo de permiso retribuido son los casos en los que los trabajadores necesitan ausentarse de su trabajo para ir a votar o porque forman parte de la mesa electoral.

Permiso para realizar funciones sindicales

También se puede solicitar un permiso para realizar funciones sindicales o relacionadas con la representación de los trabajadores. El tiempo dependerá de la función en cuestión y de lo que el convenio colectivo correspondiente establezca.

Gestiona Ausencias Fácilmente

Ausencias lupa Calcular el derecho a vacaciones

Permite a empleados solicitar ausencias con rapidez y facilidad, notificando automáticamente a sus responsables, que tendrán la ausencia en su calendario tras aprobarla. Da a RR.HH. un conocimiento total de ausencias.

Permiso para la preparación del parto, exámenes prenatales o adopción

En caso de tener que realizar técnicas de preparación del parto o exámenes prenatales, si estos coinciden con la jornada laboral de la persona, es posible solicitar un permiso retribuido presentando un documento justificativo. La duración vendrá determinada por el tiempo necesario para realizar estas técnicas o exámenes.

Por otro lado, también es posible solicitar un permiso retribuido en caso de tener que acudir a sesiones informativas o de preparación relacionadas con el proceso de adopción.

Permiso retribuido por lactancia

En caso de tener hijos menores de 9 meses, es posible solicitar un permiso por lactancia, que concede el derecho a ausentarse del trabajo durante una hora (o dos periodos de 30 minutos). En caso de parto o adopción múltiple, este tiempo aumenta de manera proporcional. Otra opción es reducir la jornada laboral media hora, ya sea a la entrada o a la salida. Algunos convenios y empresas también contemplan la posibilidad de acumular la duración total en horas del permiso en jornadas completas.

Permiso por motivos académicos

Los trabajadores que están cursando estudios también tienen el derecho a solicitar un permiso retribuido por motivos académicos, como puede ser la realización de exámenes.

Otros permisos por convenio

Hay convenios colectivos que establecen otros casos en los que los empleados pueden solicitar un permiso retribuido.

Por otro lado, hace unos años existía un permiso retribuido de 2 días por nacimiento de un hijo, pero con el tiempo se han llevado a cabo varios cambios legislativos que regulan la baja por maternidad o por paternidad. Estas también ofrecen a los empleados el derecho de ausentarse de la empresa mientras siguen cobrando su salario, pero tienen un funcionamiento algo diferente a estos otros tipos de permiso retribuido. En estas situaciones, no es la empresa quien paga el sueldo, sino la Seguridad Social.

¿Cómo se benefician las empresas y los empleados del permiso retribuido?

Está claro que el beneficio principal de los permisos retribuidos para los empleados es que tienen la oportunidad de ausentarse de su trabajo sin que esto les impida continuar cobrando su sueldo ni afecte al importe total de su nómina.

Además, es algo muy beneficioso para la salud,tanto física como mental, de los empleados. Si bien todos los trabajadores de una empresa tienen derecho a sus vacaciones, también hay otras ocasiones en las que los empleados necesitan un tiempo libre, ya sea para cuidar su salud, disminuir el estrés o llevar a cabo ciertas tareas que, en ese determinado momento, no son compatibles con su jornada laboral.

Por otro lado, es importante no olvidar todos los beneficios que estos permisos laborales suponen también para las empresas. Contar con una política de permisos retribuidos justa es una manera de contribuir a la satisfacción, la motivación y el rendimiento de los empleados, al valorar sus necesidades y su bienestar. Los permisos retribuidos, por lo tanto, son imprescindibles para el employee engagement, ya que, al mejorar la experiencia de los trabajadores, es más probable que estos sigan trabajando en la empresa durante más tiempo.

Otro aspecto importante es el beneficio que significará en el employer branding. Como garantizar los derechos de los trabajadores es algo indispensable, la concesión de estos permisos contribuye en gran medida a determinar la imagen que los empleados tienen de la empresa. Si estos ven que la organización lleva a cabo una gestión adecuada de sus permisos retribuidos, que prioriza su bienestar y que valora el tiempo y esfuerzo dedicado a su puesto de trabajo, el employer branding mejorará.

Los permisos retribuidos pueden gestionarse de forma ágil, sencilla y eficaz mediante un software especializado que permita a las empresas gestionar las ausencias y llevar un registro de la jornada de los trabajadores.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los permisos retribuidos en España?

Los permisos retribuidos son aquellos que permiten a los trabajadores continuar cobrando su salario mientras estos están ausentes de la empresa por diferentes motivos justificados.

¿Qué permisos retribuidos puede solicitar un trabajador?

Un trabajador puede solicitar un permiso retribuido por matrimonio; por fallecimiento, enfermedad o accidente de un familiar; por traslado de domicilio habitual; por deberes de carácter público; para realizar funciones sindicales; para asistir a sesiones de preparación del parto, exámenes prenatales o trámites relacionados con la adopción; por lactancia, o por motivos académicos. Algunos convenios colectivos también establecen otros casos en los que los trabajadores pueden solicitar un permiso retribuido.

¿Cómo se computan los permisos retribuidos?

Generalmente, el permiso retribuido empezará a contar el primer día laborable. Los días del permiso contarán como días trabajados, por lo que los empleados seguirán cobrando su sueldo habitual y no tendrán que recuperar las horas no trabajadas.

Exclusión de responsabilidad

Comienza ahora mismo con Personio

Free Trial Background image