Periodo de prueba: toda la información y las claves

Probezeit

En el ámbito de las relaciones laborales existen muchas preguntas. El empleado entra a trabajar en la empresa después de superar entrevistas de selección de empleo y otros filtros que van a depender, básicamente, de la naturaleza de la organización, del proceso de recursos humanos y de la percepción del empresario. 

Los primeros pasos del trabajador en una empresa están enmarcados en la fase que se conoce como “periodo de prueba”, y que son los primeros días del inicio de la relación laboral. Estos días de periodo de prueba pueden estar claramente establecidos en el contrato de trabajo.

¿Me podré desempeñar plenamente en este nuevo puesto de trabajo?, ¿estaré a gusto con el clima organizacional de esta empresa?, ¿hay requisitos legales en el periodo de prueba? 

Estas suelen ser algunas de las inquietudes de un trabajador al comenzar un nuevo empleo. Y por la mente del empresario también transitan pensamientos tales como: ¿Este nuevo trabajador estará realmente a la altura del puesto?, ¿podrá congeniar con los demás integrantes de su equipo?

Este artículo trata lo referente a ese periodo y las características que lo identifican. Abordémoslo con mayor detalle.

¿Qué es el periodo de prueba?

El periodo de prueba es un lapso en el tiempo donde la relación entre el trabajador y la empresa se prueban o, dicho de otra forma, entran en una fase de conocimiento para familiarizarse y finalmente concluir si hacen buena liga.

 Desde el punto de vista del empresario, y del departamento de recursos humanos, le permite evaluar al nuevo trabajador respecto a las expectativas del puesto de trabajo, es decir, según los requerimientos, destrezas y habilidades requeridas para ejecutar cabalmente las tareas propias del puesto. De esta manera, el departamento de recursos humanos decidirá si el nuevo trabajador es apto para una relación laboral a más largo plazo.

Desde el punto de vista del trabajador, el periodo de prueba le permite conocer con más detalle los requerimientos y exigencias del puesto de trabajo, sentir y palpar el clima organizacional o cultural empresarial en el que va a trabajar y finalmente concluir si se siente a gusto en ese nuevo puesto de trabajo.

Duración del periodo de prueba

El lapso de duración del periodo de prueba varía y va en función del perfil del trabajador y del tamaño de la empresa. Así, el periodo de prueba se establece según se muestra a continuación y donde señalamos los tiempos máximos de duración del mismo:

  • Si el contrato es temporal y de menos de 6 meses, el periodo de prueba será de 1 mes, Siempre y cuando el convenio colectivo no diga nada al respecto.
  • Los puestos de personal técnico con titulación tendrán un periodo de prueba de 6 meses.
  • El resto de empleados y trabajadores que no sean titulados tendrán un periodo de prueba de 2 meses.
  • Si la empresa tiene menos de 25 empleados, los empleados que no sean técnicos titulados tendrán un periodo de prueba de 3 meses.

En cualquier caso, la duración debe aparecer expresamente establecida en el contrato de trabajo. No todos los contratos de trabajo contemplan un periodo de prueba, pero cuando se pacta bilateralmente al respecto, esto debe aparecer de forma expresa en el contrato de trabajo.

Con la finalidad de llevar un registro del tiempo transcurrido del total de la duración pactada del periodo de prueba, se utilizará el control de horas. Esto permitirá hacer el debido seguimiento a fin de determinar el tiempo total transcurrido durante ese periodo. Una vez completada la duración del mismo, el contrato de trabajo toma otro carácter sobre el cual aplica la normativa legal establecida a tal fin.

Derechos del trabajador en un periodo de prueba

Con relación a los derechos (y deberes) del trabajador durante el periodo de prueba, se debe señalar que son los mismos que cualquier otro trabajador de la plantilla. Sin embargo, no gozará de los derechos de indemnización derivados de la finalización de la relación de trabajo, la cual puede producirse por voluntad de cualquiera de las dos partes. 

Podremos concluir que, básicamente, el derecho a finalizar la relación de trabajo sin tener que justificarlo es el derecho más importante durante el periodo de prueba. En concreto, el trabajador no tendrá derecho a una indemnización sino al pago correspondiente a los días trabajados y a la proporción de paga extra y vacaciones que no se hayan disfrutado. 

Por otro lado, el trabajador en su nuevo puesto de trabajo durante el periodo de prueba no lo deberá considerar como trabajo flexible, es decir, tiene el deber de estar activo al igual que los demás trabajadores de la plantilla. Con la finalidad de llevar un control idóneo del tiempo trabajado para cálculo de la retribución (en caso de terminación de la relación laboral durante el periodo de prueba), se utilizará el registro de las horas de trabajo

Derechos del empresario en un periodo de prueba

Al igual que en el caso del trabajador, desde el punto de vista del empresario, el derecho a terminar la relación de trabajo sin tener que dar un preaviso, ni alegar una causa y sin derecho a indemnización es lo preponderante de su derecho durante el periodo de prueba. 

Adicionalmente, cabe mencionar que el empresario tiene derecho a exigir la presencia del empleado en el puesto de trabajo, que no presentismo laboral, al igual que para el resto de los trabajadores. Aunque no se presenta como un derecho en sí, durante el periodo de prueba el departamento de recursos humanos tiene la oportunidad de detectar aspectos susceptibles de mejora para el empleado al igual que la identificación de capacidades con oportunidad de formación.

Retribución por días de prueba trabajados

Por ley todos los días trabajados deben ser pagados al empleado. En caso de la terminación de la relación laboral, esto aplica ya sea que la terminación ocurra por voluntad del empleado o por la del empresario. Cabe recordar que la empresa no tiene que pagar indemnización por fin de contrato o despido, únicamente el finiquito. Aquí nuevamente se hace evidente la importancia de que el departamento de recursos humanos lleve un registro de la jornada laboral y el control de horas trabajadas. Estos instrumentos de registro, seguimiento y control contribuirán a la transparencia al calcular la retribución correspondiente asociada a ese tiempo trabajado.

Motivos por los que se puede interrumpir el periodo de prueba

Existen varios motivos por los cuales se puede producir la interrupción del periodo de prueba y siempre de común acuerdo entre las partes. A continuación, se puede ver una lista de ellos:

  • Violencia de género.
  • Nacimiento.
  • Adopción.
  • Acogimiento.
  • Guarda con fines de adopción.
  • Incapacidad temporal.iesgo durante el embarazo.
  • Riesgo durante la lactancia.

Una vez finalizada la interrupción según sea el caso, y dependiendo de las voluntades de ambas partes se podrá dar continuidad al periodo de prueba. Vale la pena recordar en este punto que el periodo de prueba es un pacto entre ambas partes y que, por tanto y como ya hemos mencionado, puede ser terminado tanto a voluntad del empresario como del trabajador.

Desistimiento por parte del trabajador o el empresario durante un periodo de prueba

El periodo de prueba puede llegar a su fin tanto por voluntad del empresario como por voluntad del trabajador. Esto supone, en todo caso, que el pacto bilateral se haya acordado al inicio de la relación laboral y sea expreso y por escrito. Entonces queda claro que el desistimiento durante el periodo de prueba puede ocurrir ya sea por voluntad del trabajador o del empresario y sin estar sujeto a ningún plazo de preaviso.

Derecho a paro al dejar voluntariamente el periodo de prueba

Si la extinción de la relación laboral durante el periodo de prueba ocurriese por voluntad del trabajador, por cualesquiera que sean sus motivos, no quedaría en situación legal de desempleo y por lo tanto no puede solicitar el paro. 

Derecho a paro si no se supera el periodo de prueba

En caso de que el empresario sea quien dé fin a la relación durante el periodo de prueba, el trabajador entrará a situación legal de desempleo. La situación legal de desempleo en esencia significa que el trabajador ha perdido su trabajo por razones ajenas a su voluntad. En este caso, tendría derecho a solicitar el paro.

Finalidad del periodo de prueba

Podemos mencionar que la finalidad del periodo de prueba se centra en el conocimiento de ambas partes sobre los aspectos relacionados con el trabajo. 

Desde el punto de vista de la empresa, este tiempo permite evaluar si el trabajador realmente se ajusta a las necesidades y al perfil del puesto. Es una manera de asegurarse de que el trabajador encaja en el puesto de trabajo, es una manera de comprobar que se cumplen las expectativas prestablecidas. Aquí el departamento de recursos humanos juega un papel muy importante. 

Desde el punto de vista del trabajador en periodo de prueba, el interés gira en torno a conocer si realmente es el trabajo que le interesa y si está realmente alineado y capacitado con las tareas que forman el puesto en cuestión. Además, el trabajador tiene la oportunidad de probar realmente cómo se siente dentro de la organización, si se siente apto tanto con las condiciones del trabajo en sí, y si está de acuerdo con el ambiente organizacional. 

Inconformidad con el cese por no superar el periodo de prueba

En las situaciones donde existe inconformidad sobre el cese del contrato por no superar el periodo de prueba, se establece un lapso de 20 días hábiles desde la fecha de efectos de la extinción de la relación laboral para presentar una demanda. Se cuenta como primer día el siguiente a la fecha contenida en la carta de despido. El proceso se inicia con la preparación de un documento de conciliación laboral y en el caso de no llegar a un acuerdo, se escalará el asunto a los niveles pertinentes.

Nos hemos paseado por distintos aspectos relacionados con el periodo de prueba. Esta fase de la relación laboral representa, en su más pura interpretación, un intervalo de tiempo  en el cual el empresario por su parte evalúa si realmente le conviene contratar definitivamente al nuevo trabajador en su organización, si tiene potencial para desarrollo, cómo se integra al mundo que va compartir durante su jornada laboral acordada, etc.

Desde el ángulo del trabajador, en su nuevo puesto de trabajo, representa un periodo de tiempo para probarse a sí mismo y ver si está realmente capacitado para su desempeño, si se siente motivado y cómodo con el mismo y, si está a gusto con el entorno que lo rodea.

Se convierte pues, este periodo de prueba y haciendo una analogía con el matrimonio en un noviazgo con intención de contraer nupcias en caso de que exista la compatibilidad necesaria para una relación próspera y prolongada en el tiempo.

 ¡Bienvenido pues, al periodo de prueba!

Transforma tu equipo de RR. HH. ahora

Solicita una demo