5 consejos para implementar con éxito un plan de desescalada en tu empresa

5 consejos para implementar con éxito un plan de desescalada en tu empresa

Poco a poco vamos dejando atrás el confinamiento que marcó un antes y un después en nuestros ámbitos de trabajo. A su vez, esto significa que muchos dejarán parcialmente el teletrabajo. Nos encontramos de camino hacia la “nueva normalidad” y lo más importante es garantizar que nuestros lugares de trabajo sean suficientemente seguros para el regreso. De cara a la inminente desescalada es importante estar preparados para retomar la actividad con garantías.

Primero hay que tener en cuenta que cada empresa tendrá un plan de desescalada de acuerdo a sus características y cultura corporativa (tamaño de plantilla, cantidad de metros cuadrados, etc). En Personio sabemos que éste será un proceso lento y paulatino, pero muy importante para la motivación laboral de todos los miembros de la compañía.

A medida que las distintas organizaciones comienzan el proceso de recuperación, deben dejar en claro su compromiso con el bienestar de los trabajadores a través de un enfoque en sus preocupaciones tanto físicas, como psicológicas y financieras. Los responsables de Recursos Humanos deberán reconocer la diversidad de expectativas individuales de los empleados y apoyarlos durante la transición hacia la recuperación.

Algo importante a tener en cuenta es que las empresas no están obligadas a reintegrar a todos los trabajadores el mismo día. Es fundamental que la incorporación esté planificada y dividida por fases para minimizar el riesgo, evitar aglomeraciones dentro del espacio de trabajo y asegurar la distancia interpersonal recomendada. Por eso la gestión de personal juega un rol protagonista en esta nueva etapa.

A continuación, mencionamos algunos consejos para crear un buen plan de desescalada y la vuelta al trabajo:

Apoyar a los trabajadores: será de gran importancia la renovación del sentimiento de compromiso en los equipos. Para lograrlo habrá que integrar las necesidades de los empleados a las corporativas y que éstas se reflejen en el plan. Por ejemplo, los padres con hijos o los empleados que cuidan de los mayores en casa, tienen otras necesidades que los jóvenes que desean volver a reunirse rápidamente con sus compañeros de trabajo.

Realiza una encuesta: esta es una herramienta muy válida a la hora de conocer las preferencias de los empleados. Puedes preguntarles con qué frecuencia prefieren retomar sus actividades en la primera etapa de reincorporación. También ayudará a los encargados de la gestión de recursos humanos a orientar mejor las medidas a tomar.

Período de prueba de dos semanas: en las oficinas de Personio en Munich, Alemania, iniciaremos la reincorporación dividida en grupos y por semana, ya que el 65% de los trabajadores respondió en una encuesta que prefiere volver a trabajar en la oficia al menos parcialmente. Basándonos en esa primera experiencia, que será un piloto de dos semanas, y sus resultados, buscaremos una solución para abrir la oficina a un grupo más grande de personas. Para esto hemos creado directrices claras con el fin de minimizar el riesgo. Por ejemplo, cuando los empleados se mueven por la oficina necesitan usar una mascarilla, es opcional al estar sentado. Además, las salas de reuniones sin ventana tendrán un acceso limitado para permitir la circulación de aire entre ellas. Otra opción es seguir con las reuniones de Zoom a pesar de trabajar desde la oficina.

Establecer trabajo por turnos: ten en cuenta las posibilidades para redistribuir las tareas y evitar que aquellas personas que realizan las mismas funciones coincidan mucho tiempo físicamente en la oficina. Esto te ayudará a evitar aglomeraciones y a respetar la distancia recomendada.

Extremar la limpieza y desinfección: esto ayudará a que los trabajadores se sientan seguros en su lugar de trabajo y minimizará las posibilidades de contagio.

Por último, ten en cuenta que es esencial tener mesas de trabajo con una distancia de al menos 1.5 metros entre ellas. Es aconsejable marcar rutas de acceso a la oficina para evitar el exceso de tráfico. A su vez, es recomendable establecer reglas de higiene clara o evitar el uso de microondas o neveras.

Es importante no apresurarse y reabrir las oficinas de manera anticipada, la pandemia no ha finalizado aún. De todas formas, hay que estar preparados para darle la oportunidad de volver, al menos parcialmente, a aquellos que más lo necesiten. Con paciencia y responsabilidad todos podrán disfrutar nuevamente de la compañía de sus compañeros de trabajo y de una vida libre de riesgos en la oficina. Una de las principales claves es brindar indicaciones sencillas y fáciles de recordar. No es necesario caer en listar 50 medidas con todas sus salvedades ya que el empleado terminará por no sentirse cómodo y preferirá seguir teletrabajando.

¿Quién trabaja en la oficina y quién en casa?

teletrabajo-seguimiento

El Coronavirus se va, pero el teletrabajo se queda en muchas empresas. Usa Personio para rastrear quién trabaja en casa o en la oficina, y protegiendo a tus empleados en términos de seguro.


Personio Software

Transforma tu equipo de RR. HH. ahora