El liderazgo del futuro: el organigrama horizontal

El organigrama horizontal es uno de los más populares actualmente porque es menos rígido y no utiliza niveles de jerarquía. Por ello, es más fácil su entendimiento y su realización. En este artículo veremos cómo funciona, sus principales ventajas y desventajas y algunos ejemplos de empresas pioneras que lo han implantado y adaptado a su modelo de negocio.

¿Qué es un organigrama horizontal de empresa?

Este tipo de organigrama se basa en los procesos de trabajo autónomos y no en los niveles de jerarquía, ya que todos ellos están al mismo nivel. Por tanto, a diferencia del vertical (de arriba a abajo), en este los diferentes departamentos o servicios se sitúan de izquierda a derecha. De esta forma, los equipos de trabajo se conforman para que puedan tomar decisiones por sí mismos.

En el organigrama horizontal, los mandos no están tan definidos y suelen ser los que plantean las directrices principales. Se basa en organizar procesos y no tareas particulares, haciendo que el trabajo en general sea más productivo y menos jerárquico. Aprovecha al máximo todas las áreas que tiene la empresa para que estas funcionen de la manera correcta y con un ambiente laboral equilibrado. Su principal característica es que organiza equipos con la idea de unir personas con diferentes capacidades para que puedan trabajar de una manera más productiva. 

Características de un organigrama horizontal de empresa

Aunque todavía existen muchas empresas con organigramas verticales, es cierto que estas estructuras están desapareciendo en nuestros días. En la actualidad, la cultura organizacional más popular es la de gestionar equipos auto-responsables con sus funciones, capaces de tomar ellos mismos decisiones estratégicas y con alta capacidad resolutiva.

Se trata de equipos multidisciplinares, motivados por la confianza depositada en ellos. Todos los procesos son más ágiles, en un mercado cada vez más versátil. Por ello, las herramientas que se utilizan en empresas dinámicas e innovadoras son las que se ajustan precisamente a esta cultura ágil y fresca. Aplicaciones de planificación y gestión capaces de afrontar contratiempos de manera rápida y efectiva, mientras ponen en contacto y coordinan equipos que van desarrollando actividades. Guiados, todos ellos por un líder, y no un jefe, y gestionados por softwares.

Ventajas del organigrama horizontal

Ofrecen una serie de ventajas que facilitan el entendimiento en el ámbito laboral:

  • Mayor nivel de comunicación. Una estructura horizontal facilita un mayor nivel de comunicación entre los empleados y la gerencia. Tiende a ser más democrática y a ofrecer un mayor nivel de innovación. La comunicación suele ser más rápida, más fiable y más eficaz que en las estructuras altas. La entrada del personal directo conduce a un mayor apoyo a las decisiones y menos luchas por el poder y por los desacuerdos.
  • Estructura clarificada. Las organizaciones horizontales tienen relativamente pocos niveles de dirección. A veces, incluso uno solo. A diferencia de las estructuras altas, comunes en muchas empresas, las estructuras horizontales tienen una corta cadena de mando y un amplio abanico de control de gestión. En una estructura horizontal, la mayoría de los empleados informan a un administrador único. Debido a la reducción del número de capas de gestión, las pequeñas organizaciones sacan el máximo provecho de las estructuras horizontales.
  • Las estructuras más horizontales son más flexibles y adaptables que las estructuras más altas. Ese nivel de flexibilidad significa que las decisiones se toman «según sea necesario», lo cual le permite a la empresa tener mayor facilidad para servir a sus clientes. En una organización horizontal, los miembros del personal tienen más poder y pueden tomar algunas decisiones inmediatamente.
  • Actuación, producción y rentabilidad. Una estructura horizontal gira en torno al personal cualificado y competente. Contar con grupos de trabajo capaces y completamente comprometidos deriva en trabajadores más felices y una menor rotación. Cuando los empleados son más responsables de las operaciones, toman como orgullo personal el éxito de la empresa.

Desventajas del organigrama horizontal

Las desventajas de esta estructura son pocas, pero pueden ser de importancia:

  • Al no contar con una estructura en orden jerárquico, puede haber un ligero descontrol dentro de las distintas áreas de la empresa, debido a que los cargos no se plasman en el cómo están establecidos.
  • Al no presentar los distintos cargos, todos los equipos de las empresas tienen más responsabilidades dentro del ámbito laboral, para que las actividades fluyan y se realicen como deben ser.
  • Los trabajadores tienen que esforzarse al máximo, ya que, si no se realiza el trabajo como está establecido en el organigrama, la irresponsabilidad puede afectar el proceso de producción.
  • Los supuestos líderes tienen menos poder, ya que en el organigrama se establece que todos los trabajadores tienen un cargo por igual, sin importar la influencia que se tenga.
  • Los trabajadores podrían tener más de un jefe. Limitar la altura de la estructura también puede obstaculizar su crecimiento. El éxito de las estructuras horizontales se limita a veces a las empresas más pequeñas, como las asociaciones y cooperativas. Debido a que la estructura está basada alrededor de un «pensamiento grupal», la función de cada departamento puede superponerse y difuminarse en el papel del otro, causando cierta confusión.
  • El organigrama horizontal puede fallar en las empresas grandes, ya que estas suelen contar con miles de trabajadores que pueden confundirse con la organización plasmada en dichas estructuras.

Estructuración de un organigrama horizontal

Se representa de una manera esquemática, en donde cada una de sus celdas y su posición tiene un significado especial. Estas tienen gran importancia dentro de la organización de las empresas, ya que son útiles para su buena organización. Para que el organigrama horizontal cumpla con su función principal, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Se debe crear equipos con personas que cumplan con ciertas capacidades, para que todo el trabajo se realice de manera exitosa.
  • Nombrar una especie de líder o persona que tome el mando del grupo para que el mismo no se descontrole.
  • Asignar los procesos a los grupos que cumplan con los requisitos necesarios.
  • Es necesaria la buena comunicación entre los integrantes de cada grupo para que informen cuál es su función y sus responsabilidades, así como los aspectos internos que entorpecen el trabajo en equipo.

Finalidad de un organigrama de empresa de tipo horizontal

Estas estructuras cumplen un papel importante en el buen desarrollo laboral y la seguridad de la empresa o cualquier negocio. La finalidad del organigrama es solucionar los problemas existentes de una manera rápida, en donde la mayor parte de los trabajadores actúen. Además, permite que los funcionamientos de los procesos fluyan de manera correcta, debido a la atención dada por los grupos asignados.

La clientela de las empresas a veces demanda cambios u otras necesidades que deben ser resueltas rápidamente para conservar el mismo número de consumidores. Esas tareas se responden con rapidez gracias a los organigramas horizontales, que plasman qué procesos se deben accionar.

Ejemplos de organigramas horizontales

Los organigramas horizontales u organigramas planos se usan en organizaciones con poco o ningún rol de dirección o supervisión intermedio. Mira la plantilla a continuación. Las estructuras organizacionales planas pueden compartir el mismo diseño que las estructuras organizacionales verticales, pero existen menos niveles ejecutivos y gerenciales. Usan una orientación horizontal que ayuda a enfatizar la falta de niveles jerárquicos y la amplia función de la gerencia. Y aunque solo es una opción de diseño, comunica al instante cómo está estructurada la organización.

Spotify, el popular servicio de streaming de audio, es conocido por su estructura organizacional de tribus única. Debido a su crecimiento y éxito, muchas startups han tratado de adoptar la misma estructura organizacional. Puede parecer demasiado complejo, pero esta estructura organizacional facilita el nivel de comunicación y colaboración que Spotify necesitaba (y aún necesita) para crecer de forma rápida y segura.

Todo comienza con una tribu (tribe) y sus líderes de tribu, quienes lideran los escuadrones (squads) y supervisan las diferentes áreas del producto. En todos los escuadrones de cada tribu, hay divisiones (chapters) que facilitan la comunicación entre los escuadrones, además de otros líderes de las divisiones. Ya que estas personas aprenden de nuevas experiencias, problemas, resultados, etc., necesitan compartir información, herramientas, códigos y buenas prácticas. Las personas también pueden pertenecer a varios gremios.

Fuente: Blog.crisp.se

La estructura organizacional de tribus de Spotify busca reducir la burocracia que surge a medida que la empresa crece a cientos o miles de empleados. De esta manera, Spotify aún puede colaborar de forma efectiva, entregar proyectos a tiempo, implementar cambios más rápido, crecer mejor y comportarse de un modo más flexible. También puedes ver que, tal como están organizados los organigramas, prima la fluidez dentro de la estructura, en lugar de la rigidez.

Fuente: Blog.crisp.se

Zappos, empresa de venta de ropa y calzado, ha desarrollado desde su fundación, hace 18 años, sólidos conceptos en materia de retención de talento y cultura organizacional. La empresa espera que sus más de 1.200 colaboradores se sientan cómodos al escuchar el plan de gestión del talento de la compañía, un programa que se ha convertido en parte del plan estratégico de la organización.

Zappos es también conocida por tener una estructura organizacional y cultural única y muchos recursos. De hecho, comparten reflexiones sobre el enfoque de su estructura en Zappos Insights, incluido el hecho de que son una holocracia. Esto significa que tiene un liderazgo descentralizado, en lugar de estar concentrado en una o unas cuantas personas. Su estructura busca distribuir el poder normalmente reservado a los ejecutivos de una organización, entre todos los empleados, rechazando por completo la noción de jerarquía. El beneficio es que permite a los empleados ordinarios proponer ideas, colaborar con otros empleados y trabajar con mínimas restricciones.

Fuente: Shutterstock

Conclusión

Las empresas del futuro estarán marcadas por la adaptabilidad del talento y el liderazgo horizontal. Además, los modelos más colaborativos fomentarán la innovación y el desarrollo del talento. Cobrará protagonismo el desarrollo de productos y servicios, así como la creación e innovación en experiencia del cliente. Existen otros modelos de organigrama, como el funcional y otros muchos que encontrará en nuestra web.

Transforma tu equipo de RR. HH. ahora

Solicita una demo